Los Cristianos cuando se acuerdan oran

Los Cristianos cuando se acuerdan oran

Doy gracias a mi Dios cada vez que me acuerdo de ustedes. En todas mis oraciones por todos ustedes, siempre oro con alegría, porque han participado en el evangelio desde el primer día hasta ahora. Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús. Es justo que yo piense así de todos ustedes porque los llevo en el corazón; pues, ya sea que me encuentre preso o defendiendo y confirmando el evangelio, todos ustedes participan conmigo de la gracia que Dios me ha dado.8 Dios es testigo de cuánto los quiero a todos con el entrañable amor de Cristo Jesús. Esto es lo que pido en oración: que el amor de ustedes abunde cada vez más en conocimiento y en buen juicio, para que disciernan lo que es mejor, y sean puros e irreprochables para el día de Cristo, llenos del fruto de justicia que se produce por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios. Filipenses 1:3-11.

Orar por mis hermanos en la fe es un privilegio, una responsabilidad que demanda lealtad y amor, la oración del apóstol Pablo por la iglesia en Filipos nos da un modelo perfecto para que a la hora de interceder por la iglesia lo hagamos con verdadero compromiso y fe.

Pablo oraba por los miembros de la iglesia:

1.Acordándose de cada uno de ellos, y le daba gracias a Dios por sus vidas ya que conformaban el cuerpo de Cristo.

2.Pidiendo con alegría y gratitud ya que ellos lo ayudaron a anunciar la buena noticia desde el primer día que la oyeron hasta ahora.

3.Clamando a Dios que terminara el trabajo que había empezado en ellos.

4.Suspirando seguro que Dios estaba perfeccionando a cada uno de sus hermanos en la fe. Perfeccionándolos hasta la venida de Jesucristo.

5.Pensando bien de sus hermanos, lo podía hacer porque su corazón estaba lleno de amor por ellos y porque ellos compartían el trabajo de amor que Dios les encargó.

6.Agradecido por el apoyo de ellos para predicar la verdad.

7.Implorando que todos se amasen cada vez más y que todo lo aprendan bien y lo juzguen correctamente, para que sepan cómo elegir lo mejor.

8.Ansiando que cuando Cristo vuelva, los hallara sin pecado y que nadie pueda acusarlos de nada. Porque con la ayuda de Jesucristo ustedes harán lo bueno, para que la gente alabe y honre a Dios.

Al viejo apóstol Pablo lo hacía feliz pensar que por medio de sus oraciones sus amados serían prosperados en todo, tal era su seguridad en que sus peticiones eran escuchadas que dijo con sinceridad: “Ya sea que viva o que muera, quiero portarme siempre con valor para que, por medio de mí, la gente hable de lo maravilloso que es Cristo. Pero yo sé que ustedes me necesitan vivo. Por eso estoy seguro de que me quedaré, para poder ayudarles a tener más confianza en Dios y a vivir felices. Así que, cuando esté otra vez con ustedes, tendrán más motivos para alabar a Jesucristo.”

Pablo me da dado una cátedra sobre cómo orar por mis amados, espero que te ayude para la hora que te toque interceder, porque tus pensamientos por ellos no deben tener juicios sino piensa todo lo puro; ora y pide que el amor de Jesucristo te inunde de gratitud por tus hermanos, ten fe en sus victorias, ten compasión por sus pruebas, trata de comprender sus temores, ruega que ellos elijan siempre lo mejor.

Ustedes saben que cada una de ustedes están en mi corazón, que las amo verdaderamente y anhelos verlas crecer en madurez espiritual, sueño y clamo porque sus hijos sean santos y cumplan los designios perfectos de Dios, oro y ruego porque Dios renueve sus fuerzas para que estén alegres, llenas de gozo, paz y valentía para enfrentar cada día con la esperanza que Dios se agradará con cada decisión que tomen.

Y Finalmente oro porque el amor de Dios se renueve y haga que entre nosotras haya una perfecta unidad que nos lleve a trabajar agotando nuestra última gota de energía con tal que Dios sea glorificado en nuestra familia, entre la Iglesia y nuestro país.

Dios las bendiga queridas y bendecidas amigas en la fe, seguiré orando acordándome de ti.

Martita

Oremos los unos por los otros con amor.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

7 Compartir
Comparte7
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte