HEREDEROS DE LA FE DE DIOS

HEREDEROS DE LA FE DE DIOS

1ra Timoteo 1,19 “Conserva la fe y la buena conciencia, no como algunos que se despreocuparon de ella y naufragaron en la fe”
Lucas 18,8b ‘’Pero cuando venga el Hijo del Hombre ¿encontrara fe sobre la tierra?
Pablo escribe a Timoteo y le da una instrucción importante, y lo es más aun para nuestro tiempo: El dice “Conserva  la fe”  en otros términos similares como para que no se nos olvide más nos está recomendando:
-Mantener la fe
-Tenemos que preservar la Fe
-Nuestra misión como cristianos es “retener la fe”
-Hay que guardar la fe,
-Y sobre todo lo mas importantes tenemos que “cuidar y proteger la fe”’
¿Por qué es necesario conservar  la fe?
En la clase de Química, pregunta el profesor: -?que pasa si exponemos un trozo de hierro a la intemperie?-Se oxida- contesta un alumno. El maestro pregunta después: ?Y si exponemos a la intemperie un pedazo de oro? -! Desaparece! Responde el mismo alumno
La fe es un tesoro valioso de gran valor, por ello es que los enemigos del alma quieren hacerla desaparecer,  La fe es como el oro valiosa y como tal si nuestra fe es  solo  exterior  desaparece.  Una fe que solo es exterior, una fe que solo es de dientes para afuera, tiende a desaparecer,  La fe que solo se manifiesta en ritos externos, se los firmo: ¡desaparece!
Conocedor de esto inspirado por el Espíritu Santo, San Pablo da un consejo a las generaciones futuras: Protege la fe, cuida la fe, guarda la fe, pero guárdala en tu corazón, guárdala en tu mente. La fe que es cimentada en el corazón no va a desaparecer, la fe el tesoro de gran valor que se guarda en lo interior del alma  donde no la puede robar el diablo.
La fe es un escudo: Efesios 6,16  Tengan siempre en la mano el escudo de la fe, y así podrán atajar las flechas incendiarias del demonio”.
Hemos visto en las películas como los soldados y guerreros usan un escudo, y lo hacen para protegerse de las flechas y la espada de los enemigos.  Por tanto en esta lucha entre el bien y el mal,  en este combate que tenemos que librar como soldados de Cristo tenemos que conservar la fe para utilizarla en los momentos en que el demonio nos lance las flechas  que tienen el objetivo de aniquilar y matar la fe.
 El único objetivo del enemigo es este: Matar la fe.
Se cuenta de un grupo una comunidad de oración, que se reunían todos los lunes por la tarde para  proclamar, conservar y guardar la fe,  en este grupo decidieron que cuando algún nuevo miembro se sume al grupo, ellos le iban a hacer una fiesta de bienvenida, e iban a invitar un rico café, y como el grupo era para conservar la fe, y también iban a invitar café, ellos decidieron ponerle un nombre a esa celebración  el nombre que escogieron fue: “CAFÉ LA FE”.
Los hermanos esperaban ansiosos que un nuevo miembro se sume al grupo para celebrar el “CAFÉ LA FE”   y así pasaron 7 lunes de nuevos miembros y nuevas celebraciones del “’café la fe”  Un lunes se suma al grupo un ciudadano argentino,  y cuando le invitaron el tradicional “café’’ el por no rechazar la invitación acepto el cafecito y lo consumió sin mucho deseo por que como sabemos el café no es la bebida preferida de los argentinos, como lo es el mate.  El hermano después de varios lunes de café obligados,  propone que eso de invitar “café”  era ya muy rutinario, porque no mejor invitar desde el próximo lunes,  MATE, su bebida preferida,  esta idea tuvo buena acogida por los demás feligreses y desde el próximo lunes decidieron invitar mate en lugar de café, fue así que el lunes en la entrada al grupo de oración que decía antes: “CAFÉ LA FE”  decía bienvenidos a nuestra celebración: “MATE LA FE”…
Y dicen que desde ese día en lugar de aumentar los feligreses al grupo de 70 que eran ahora solo son 6  incluido el ciudadano argentino, solo 6 que siguen celebrando el grupo “MATE LA FE” (cualquier parecido a nuestros grupos, parroquias y comunidades es solo coincidencia)
Lamentablemente esta historia de humor, es una realidad en nuestra iglesia, en nuestras parroquias, en nuestros grupos, en lugar de celebra una “FE VIVA”  como que todos celebran el “MATE LA FE”  es decir cada vez vamos matando la fe, con más frecuencia la fe de muchos está muriendo.  Cada  vez son menos los que ponen en práctica la fe, los que tienen una fe interior inquebrantable son pocos,  están acostumbrando a una fe exterior, una fe llena de ritos practicas externas. Y por ello el enemigo lanza sus flechas y como no portamos el escudo de la fe, estas flechas “matan la fe”  hoy la gente dice creer en Dios, pero también cree en los adivinos, dicen creer en Dios, pero también acuden a hacerse leer la suerte, si creemos  en un Dios que ha prometido darnos vida en abundancia pero  seguimos leyendo el horóscopo.
Cada vez que el enemigo me lanza las flechas para matar mi fe, leo y escucho  a los héroes de la fe,  Los héroes de la fe,  los que ayudaron a Dios a escribir la historia de la salvación la encontramos en Hebreos 11, (Léalo apréndalo)  en este capítulo se nos muestra los héroes desde: Abel, Enoc, Noe, Abraham, Isaac, Jacob, José, Moisés, Gedeón, Sansón, David, Samuel, y todos los profetas, todos ellos escribieron la historia.  Y hablando de escribir  no sé si entero o recuerda que los que escriben los guiones de las películas y series pararon de escribir,  durante 100 días desde 5 de noviembre de 2007 al12 de febrero 2008  12.000 (doce mil) escritores de cine y televisión tomaron parte de la huelga.  Ellos exigían mejores ingresos por sus guiones,    la huelga de 100 días según algunos estudios esta huelga provoco perdidas enormes en la industria del entretenimiento algunos dicen que estas tuvieron un estimado de 2 millardos (2.000 millones de dólares)
Nosotros  estamos llamados a escribir la historia de la fe, al igual que los héroes que nos precedieron, los grandes santos que nos dieron cátedra de fe, tenemos que seguir escribiendo diferentes guiones para animar motivar y propagara la fe. Si paramos, si bajamos los brazos si dejamos de compartir la fe,  habrá pérdidas millonarias,  las perdidas no van a ser como en la industria del cine que fueron de 2000 millones de dólares, las pérdidas que ocasiona el dejar de escribir la fe,  son enormes,  se pierden miles de miles de almas
Estamos llamados a conservar esta herencia de la fe,  no nos olvidemos que esta fe es valiosa, por ello guardémosla  no en el exterior por qué se va a perder, guardémosla en el corazón,  utilicemos el escudo de la fe, para seguir escribiendo la historia nuestra, la de nuestros hijos,  sigamos escribiendo la historia de la iglesia  recordando que si no lo hacemos se perderán muchas almas,  cuando las dudas vengan a nosotros leamos Hebreos 11,   y también recordemos la advertencia del Señor: ‘ ¿Hallare FE cuando vuelva?” (Lucas 18,8)
Autor: Adhemar Cuellar
Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org – llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

206 Compartir
Comparte203
WhatsApp
Tweet
+13
Pin
Comparte