¿Cómo Pedir A Dios Una Idea Poderosa Para Impactar Al Mundo?

TODAS LAS FAMILIAS DE LA TIERRA SERÁN BENDITAS EN TI (Génesis 28:14)

Las buenas ideas provienen de Dios, así que pídele que te dé una. El mundo ha sido bendecido por esos que lo hicieron. Consideremos, por ejemplo, la anestesia; ¿te gustaría que te operaran sin ella? Así era como se hacían las operaciones hasta que un médico escocés, llamado James Young Simpson, inventó algo que llamó “sueño artificial”. Durante su época de estudiante en la Universidad de Edimburgo, se había sentido atraído por la cirugía, porque le preocupaba el dolor y la alta tasa de mortalidad durante las operaciones. Un día leyó en la Biblia: “El Señor Dios hizo caer un sueño profundo sobre Adán” (Génesis 2:21), lo que le inspiró a considerar que el cloroformo podría ser la respuesta. Primero lo experimentó en sí mismo. Y por fin, en 1847, se llevaron a cabo las tres primeras operaciones con cloroformo. A uno de los pacientes, un soldado joven, le gustó tanto que agarró la esponja y lo inhaló dos veces. “Era demasiado bueno para dejarlo”, explicó. Al principio Simpson se enfrentó a oposición. Algunos pensaban que era pecado interferir con la naturaleza. “Pasame la Biblia” dijo el doctor. “Así es como Dios operó a Adán”. Simpson dio discursos, escribió cartas y panfletos y trató de convencer a sus detractores de que ése era el camino a seguir. Sus planes sufrieron un revés cuando se hicieron públicas tres muertes en otros hospitales, atribuidas al cloroformo. No obstante, Simpson llegó a demostrar que la razón de los tres fallecimientos no había sido la anestesia sino su aplicación incorrecta. Y por fin el reconocimiento llegó cuando la Reina Victoria dio a luz a su octavo hijo bajo los efectos de cloroformo y declaró que estaba “muy satisfecha con sus efectos”. Pide a Dios hoy que te dé una idea que bendiga a los demás. Cuando la tengas ¡manos a la obra!.

Las Ideas Inspiradas por Dios

Las Ideas de Dios Y La Biblia

El Poder de las Ideas que Provienen de Dios. Las ideas provenientes de Dios producen cambios importantes.

¡Braille fue un gran agente de esos cambios! Luis Braille, que era cristiano, inventó un sistema de puntitos abultados en el papel para que los ciegos pudieran leer. Inventó 63 símbolos usados en todas las lenguas y gracias a eso, los visualmente impedidos pudieron leer la Palabra de Dios por primera vez. ¿Y en el área de las comunicaciones? En parte, le debemos el teléfono móvil y el ordenador a un cristiano llamado Samuel Morse. El mundo era muy diferente antes de él. Las noticias importantes tardaban dos semanas en llegar a los Estados Unidos. Y los informes de una gran victoria podían tardar seis semanas en alcanzar Gran Bretaña. Una vez le preguntó un amigo: Samuel, cuando estabas en la etapa experimental, ¿te encontraste alguna vez en un callejón sin salida, sin saber cómo seguir? Morse replicó: “Más de una vez”. ¿Y qué hacías en esas ocasiones? continuó su amigo. Entonces Morse le reveló un secreto: “Me arrodillaba y oraba pidiendo luz, y la luz llegaba”. Cuando mis inventos fueron reconocidos en América y en Europa y se me brindaron honores halagadores, yo decía: “No a mí, Señor, no a mí, sino a Tu Nombre da la gloria”. Por eso, el primer mensaje trasatlántico enviado por cable decía: “Ved lo que ha hecho Dios” (basado en Números 23:23). Otro cristiano, el científico francés Luis Pasteur, demostró que las infecciones están causadas por cosas que no vemos como las bacterias y los virus. Inventó métodos de esterilización que habrían de salvar la vida de multitudes. ¿Piensas que a Dios se le han acabado las buenas ideas? ¡En absoluto! Pídele una para aplicarla a tu vida, tu ministerio o tus negocios.

En su libro Lo que el mundo debe a los cristianos, el Doctor Victor Pearce, erudito de la Universidad de Oxford, expone la historia de la máquina de escribir, precursora del moderno procesador de texto. ¿Pero cómo llegó un cristiano a inventarla? Escribiendo sermones. ¡En serio! Cristóbal Sholes estaba preocupado por su pastor, quien pasaba toda la semana visitando a las víctimas de una epidemia, confortando a los familiares y oficiando entierros. Por consiguiente, no tenía tiempo para escribir los sermones del domingo. Un día Sholes, hablando con un amigo de lo que se podría hacer para ayudar, dijo: “Es una pena que no haya algún método rápido de escribir para personas tan ocupadas como los pastores”. Su amigo le contestó: ¿Y por qué no inventas una máquina?. Sholes respondió: “Lo intentaré”. Aquella tarde lluviosa fue el principio de muchos meses de dedicación a tal proyecto.

Por fin llegó el día en que un grupo se reunió para verlo teclear sobre papel, en mayúsculas: “C. LATHAM SHOLES, NOV 1867”. Seis años más tarde, los empresarios Remington reconocieron que la máquina de escribir era algo que podría revolucionar el comercio. En ese tiempo la mayoría de los oficinistas eran hombres, pero la YWCA (Asociación De Jóvenes Cristianas) comenzó a impartir clases de mecanografía a mujeres. Al principio eso fue muy polémico, pero dado que las primeras mecanógrafas fueron del sexo femenino, los empresarios se apresuraron a contratarlas. Y de esa manera, la máquina de escribir y la YWCA establecieron que el lugar de una mujer no sólo estaba en su casa sino que también podía ser en la oficina. ‘¿Es correcto orar para que Dios bendiga mis negocios? ¡Por supuesto! El Señor quiere bendecir tus negocios para que ayudes a llevar a cabo el suyo, que no es otro que alcanzar el mundo con el Evangelio.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

178 Compartir
Comparte151
Tweet22
+12
Pin3