Martes 09 de Agosto del 2005

 

 

Efesios 2:8

Por gracia sois salvos por medio de la fe.


Marcos 11:22

Tened fe en Dios.


2 Corintios 5:7

Por la fe andamos, no por vista.

 

Respecto de la fe

 

 

 

 

La “fe”, es una palabra relacionada con “creer”, ambos conceptos no pueden ser separados.
Nuestra fe necesita una base. Ésta no es un puente tendido en el vacío; se apoya en la Palabra de Dios. “La fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” (Romanos 10:17).

La fe es un don de Dios (Efesios 2:8). No podemos producirla en nosotros, pero podemos pedirla a Dios y estar dispuestos a llenar las condiciones para recibirla: reconocer nuestras faltas y pecados, confesando nuestra incredulidad, humillándonos ante él por nuestro orgullo y estando decididos a obedecerle.

Cristianos, vigilemos para que nada obstaculice nuestra fe. No dejemos que una desobediencia no confesada ponga una nube de separación entre Dios y nosotros.

La fe es el poder para el camino del cristiano en este mundo: “Por la fe andamos”. Vemos esa fe exhibida en las vidas de los santos del Antiguo Testamento: Hebreos 11 lo recuerda.

La fe se emplea también en el sentido de la “verdad”, lo que los cristianos han creído y tienen que guardar (Judas 3).

Dudar de lo que Dios dice, no creer en sus promesas haciéndole mentiroso, es quizás el más grave de los pecados. En todo caso, para los que pasen la eternidad lejos de Dios, éste será el más grande de los remordimientos.

 

 

 

 

 

 

© Ediciones Bíblicas “La Buena Semilla 1166 PERROY (Suiza)

 

Usted está suscrito a la lista La Buena Semilla. Si no desea continuar en esta lista envíe un e-mail sin asunto a labuenasemilla-leave@casadelabiblia.org

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí