LA NEGRURA DE LA MEDIANOCHE

Son…estrellas errantes para quienes la oscuridad de las tinieblas ha sido reservadas para siempre. Judas 12-13

Cuando yo era un muchacho, nuestra familia visitó una vieja mina de cobre que estaba abandonada. Después que descendimos a la mina, nuestro guía apagó su linterna de repente y nos quedamos envueltos en una opresiva negrura. Parecía que podíamos sentir la oscuridad.

Con el correr de los años, el recuerdo de nuestro descenso a aquel pozo me ha recordado una y otra vez las palabras de Jesús respecto a los perdidos, los cuales son arrojados a la tinieblas de afuera…(Mateo 8:12).

Por aterrador que haya sido haber estado en esa cueva sólo por unos momentos, ¡ Imagínate lo que sería estarlo por toda la eternidad¡

Hoy día no escuchamos mucho sobre el infierno. Pero eso no significa que ese lugar no exista.
¿Alguna vez has pensado en dónde vas a pasar la eternidad?

Según las Escrituras, la pasarás en uno de estos dos lugares: el cielo o el infierno.

Si nunca te has asegurado del cielo, ora ahora mismo diciendo algo así: Señor Jesús, creo que moriste en la cruz por mis pecados y que resucitaste de entre los muertos.

Ahora te recibo como mi Salvador. No quiero estar perdido. Quiero ir al cielo. ¡Salvame!

Jesús prometió:……y al que viene a mí, de ningún modo lo echaré fuera….(Juan 6:37)

TODO PECADOR DEBE SER, O PERDONADO O CASTIGADO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí