Relación de madre e hija

Buen día,

Desde que me uní al grupo de Devocionales Cristianos hace poco tiempo, he recibido temas que tocan profundamente mi alma, como este. Me gustaría que me ayudaran a convivir y reconciliarme con mi origen para encontrar paz en todo lo que me rodea.

Específicamente, me refiero a cuando dos personas (hija y madre) de épocas totalmente diferentes, con gustos, formas, deseos e incluso costumbres distintas, viven juntas y lo único en común es el amor de hija a madre, ya que no encuentro el de madre a hija.

Agradeceré cualquier ayuda en este tema, gracias.

[email protected]

SANANDO LOS RECUERDOS

LÉASE: Santiago 5.13-16

¿HASTA CUÁNDO SEÑOR? Salmo 13.1

Hace cinco años, mi padre falleció. Desde entonces, por muchas razones, la relación con mi madre cambió.

Somos cinco hermanas y soy la única que vive cerca de ella. Amamos y respetamos a nuestra madre, pero algunas cosas que ha dicho y hecho nos han causado malestar.

Hemos tenido malentendidos con ella. Aunque tratamos de aceptar la realidad tal como es, a veces se vuelve difícil.

Entonces, las palabras del salmista se convierten en mis propias palabras y en mi oración íntima: «¿Hasta cuándo, Señor?».

Desde que me uní al grupo de oración de la iglesia, todo mejoró. Pensé que la relación con mi madre se había encaminado, pero un día me di cuenta de que todavía había mucho por superar.

Entonces, a pesar del miedo y la vergüenza que sentía, compartí en mi grupo de oración lo que estaba pasando.

Así pude evitar que el dolor se convirtiera en amargura y terminara enfermándome. Creo que Dios tiene poder para sanar mis recuerdos y lo hará a su tiempo.

Mientras espero su sanidad, tan seguido como puedo, dejo escapar mi oración como un suspiro: Jesús, Hijo de Dios, ten compasión de mí.

ORACIÓN:

Confío en ti, Señor, y espero tu ayuda. En Jesús. Amén.

PENSAMIENTO DEL DÍA:

Dios está trabajando en mi interior y sanará mis recuerdos.

OREMOS:

Por las hijas que desean mejorar sus relaciones con sus madres.