Libro de 2 Tesalonicenses

2 Ts. 1:7 – Y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder.

2 Ts. 1:10 – Cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros).

2 Ts. 2:13-14 – Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, 14 a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.

2 Ts. 2:16-17 – Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia, 17 conforte vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra.
Promesa del Amor de Dios, de Descanso y de Consuelo.

2 Ts. 3:3 – Pero fiel es el Señor, que os afirmará y guardará del mal.
Promesa de Confianza, de Protección, de la Fidelidad de Dios y de Cuidado.

2 Ts. 3:5 – Y el Señor encamine vuestros corazones al amor de Dios, y a la paciencia de Cristo.

2 Ts. 3:16 – Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera. El Señor sea con todos vosotros.