cruz_cristiana_jesuscristo

 

La palabra de la cruz es locura a los que se pierden;pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.1 Corintios 1:18.

 

El capataz conocía el coro – el Devocional Diario 

 

Tibor trabajaba en Hungría en una fábrica que procesa madera. Como todos los días, mientras cortaba enormes troncos de árboles, cantaba himnos. Los obreros que lo rodeaban cantaban en coro su melodía preferida. El capataz, nervioso, le advirtió: -Si vuelvo a oírte cantar esto, te despediré junto con los que cantan contigo.

Algunas semanas más tarde, Tibor seguía cantando. Y justo en el momento en que lo hacía, el capataz atravesó el taller. Tibor sabía que iba a perder su puesto. Pero… ¡vaya sorpresa!, ¡no podía creer lo que oía! El capataz cantaba el coro junto con él. Al volverse hacia Tibor, le dijo: -Ves, me volviste loco con tus canciones, ¡pero ahora creo en Jesús!

Sí, el Evangelio “es locura a los que se pierden”, mas para los que son salvos “es poder de Dios”. “Ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación” (1 Corintios 1:21).

“Pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios” (1 Corintios 1:23-24).

¿De quiénes forma parte el lector: de “los que se pierden” o de “los que se salvan”? “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él” (Juan 3:36).

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí