Amado Señor Jesucristo,
digno de todas las alabanzas,
Salmos,
himnos y coros,
por darnos la salvación.
Rey de Reyes
hermoso y valiente
sabio, eterno
y omnipresente.
Los niños te aclaman,
los jóvenes te siguen
los adultos te aman
y los ancianos te sirven.
Amado Jesucristo,
Señor mio
y Dios mio,
admirable consejero,
y príncipe de paz.
Amigo fiel,
ayudador,
gracias por haberme salvado
me muestras tu amor
y me dices,
tu eres mi hijo amado.


publicado para : www.DevocionalesCristianos.org

1 COMENTARIO

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí