devocional-diario-la-vaca-loca

Todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo,todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre;si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
Filipenses 4:8-9.

La vaca loca – el Devocional Diario

Un ganadero europeo explicaba así a un periodista que hacía una encuesta acerca de la enfermedad de la vaca loca: «¡Una vaca enferma, eso salta a la vista! Un animal que no come, no rumia y permanece apartado del rebaño, todas estas son síntomas de un problema».

Estos tres indicios pueden aplicarse a creyentes que ya no mantienen una relación viva con el Señor Jesús.

No come: Se trata de la alimentación espiritual que representa la lectura de la Biblia. Por desdicha, un creyente que se aleja de Dios pierde el deseo de leer su Palabra. Su apetito lo lleva a todo lo que presenta el mundo moderno; ya no tiene ganas de buscar cuál es el pensamiento de Dios.

No rumia: Rumiar algo es pensar a menudo en ello. Un cristiano que no lee la Escritura se abre a miles de otras cosas. El mundo y las preocupaciones de la vida acapararán su espíritu, y no habrá más lugar para la Palabra de Dios.

Permanece apartado del rebaño: Un creyente que no vive en comunión con el Señor tampoco buscará tener contacto con sus hermanos en la fe. Preocupado por las cosas de la tierra, ya no tendrá ganas de hablar del Señor con otros creyentes.

Amigo lector, si se identifica con estos síntomas, diríjase rápido a Jesús en oración. Confíesele lo que lo alejó de él. El Señor es poderoso para volver a llenar su corazón con su amor y restablecer así una feliz relación con él.

  • Dios te siga bendiciendo, y permita que tu mensaje llegue a todo aquel que lo necesite, sigue adelante. salmo 27:14

  • muchas gracias x sus devocionales son de gran bendicion para mi vida… Dios los bendiga a todos 😀