reflexiones-biblicas-la-luzDevocional – La Luz Humana y la Luz Divina

En él (el Verbo) estaba la vida,y la vida era la luz de los hombres. Juan 1:4.

Aquella luz verdadera,que alumbra a todo hombre,venía a este mundo. Juan 1:9.

¿Ha notado cómo la luz de una bombilla eléctrica parece insignificante cuando la claridad del día inunda la habitación?

La luz de la bombilla se puede comparar con los pensamientos humanos. Éstos proyectan cierta luz que ayuda a comprender mejor las circunstancias que atraviesa nuestro mundo. Pero así como la bombilla sólo emana un débil resplandor comparado con la luz solar, todos los pensamientos humanos son poca cosa comparados con la verdad divina que Dios quiso comunicarnos por medio de su Palabra.

Rehusar abrir las cortinas en un día radiante y querer alumbrarse con una lámpara eléctrica sería un comportamiento extraño. Sin embargo, hoy en día muchas personas obran de esa manera. Estudian las corrientes de pensamiento que nuestro mundo produjo en el curso de los siglos, pero descuidan o rehúsan buscar la verdad divina en las Escrituras. Aun cuando uno todavía no haya reconocido en ella la voz de Dios, es indispensable conocer lo que la Escritura declara.

La Biblia afirma que Cristo es la luz verdadera. Mientras no entremos en una relación viva con Él, somos dejados en la incertidumbre y la penumbra de los pensamientos humanos. Jesucristo desea que le conozcamos como nuestro Salvador, quien murió para darnos una vida nueva. Abra su corazón a Cristo, quien le inundará con su luz y así usted conocerá su amor.