Devocionales Cristianos – Feliz

“Y consideré más felices a los que ya han muerto que a los que aún viven, aunque en mejor situación están los que aún no han nacido, los que no han visto aún la maldad que se comete en esta vida.” Eclesiastés 4:2-3 (NVI)

En una importante cena de fin de año, estaban todos los empleados de la empresa con sus esposas. El animado de la fiesta se acerca a las mesas y le pregunta a una mujer, esposa de un importante gerente: ¿Es usted feliz? No, respondió ella tajante. Se hizo un duro silencio, el presentador quedó sin palabras. Era la única respuesta que no esperaba recibir.

Luego de unos interminables segundos ella dijo: Yo no soy feliz, yo elijo ser feliz. Por eso puedo disfrutar de mi vida. La aclaración hizo estallar a todo el salón en aplausos de felicitación.

Recibí estas frases que me hicieron recordar esta historia: Hoy seré Feliz

Hoy… el ayer terminó y el mañana está lejos de llegar.
Hoy… la vida me dio una nueva oportunidad, puso en medio de tanta oscuridad, una luz, la luz de un nuevo amor.
Hoy… el destino me sorprendió, y me ayudó a comprender que nunca es tarde para volver a comenzar.
Hoy… una persona maravillosa entró en mi vida y en mi corazón.
Hoy… volví a sentir ganas de vivir por alguien y para alguien.
Hoy… es el día que esperé durante años.
Hoy… es cuando siento que vivir realmente vale la pena.
Hoy… es cuando afirmo que se termina un amor, pero continúa la vida.
Hoy… es tiempo de aprender que cuando una puerta se cierra, muchas otras se abrirán.
Hoy… es el momento indicado para comprender que nada en esta vida ocurre por casualidad.
Hoy… he aprendido que cada minuto que nos regala la vida, es una nueva oportunidad para cambiar todo.
Hoy… es el día indicado para afirmar que soy muy feliz, simplemente porque la vida me dio una señal, de que aun merezco existir.

Para el sabio Salomón, que tenía la mirada fija en las cosas de la tierra, que estaban bajo el sol, la felicidad era un imposible. Había demasiadas preocupaciones, problemas o angustias para lograr poder ser feliz. Solo cuando levantamos la mirada, y nos ponemos en sintonía con Dios podemos elegir ser feliz, a pesar de los problemas que tengamos.

REFLEXIÓN¿Qué vas a elegir hoy?

Un gran abrazo y bendiciones

Dany