Lecciones CristianasReflexiones Cristianas – Primera… ¿O Última?

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).

Quizá el resultado más valioso de toda educación sea la habilidad de hacer con que usted mismo haga las cosas que usted tiene que hacer, cuando ella debe ser hecha, le guste o no. Es la primera lección que debe ser aprendida. Y, sin embargo, cuando un hombre empieza a ser enseñado, es probablemente la última lección que aprende enteramente.” (Thomas Huxley)

¿Qué aprendemos cuando abrimos nuestro corazón para Jesús y lo invitamos a hacer morada en nuestras vidas?

Que Él es el Salvador, el Señor que cuida a nosotros, que suple nuestras necesidades, que sana nuestras enfermedades, que nos guarda del mal y nos guía por caminos de fe y esperanza.

Cuando colocamos en práctica lo que aprendemos para nuestras vidas espirituales, somos fuertes, perseverantes,  determinados, victoriosos. Sin embargo, ¿ha sido siempre así? ¡Lamentablemente, no!

Cuando enfrentamos la primera lucha, cuando nos deparamos con el primer obstáculo, cuando nos sentimos débiles, corremos para todos los lados, buscamos a todos que conocemos, nos lamentamos y murmuramos, hasta que, por fin, nos acordamos del Señor y lo buscamos. Solo entonces percibimos qué hicimos el camino inverso. Buscar al Señor debía ser la primera opción, el primer paso a dar, la primera alternativa a ser pensada.

Sabemos el camino a seguir y, muchas veces, no andamos por él. Sabemos que Jesús está a nuestro lado y, casi siempre, Lo ignoramos. Sabemos que Él es fuente de todas las bendiciones, pero, preferimos sentir sed.

Si usted anhela tener una vida de éxito y ser completamente feliz, practique la enseñanza de la Palabra de Dios y coloque a Cristo en primer lugar en todas sus decisiones.

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).