ignoras-escrituras-poder-de-Dios
Mateo 22:29: Errais, Ignorando las escrituras y el poder de Dios.

¡Cuidado con el engaño de satanás!

Y respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Mateo 24:4 RVR

Ves, el enemigo puede realizar lo que parece un milagro pero al final, tú sufrirías las consecuencias. Esto es porque cualquier cosa que el diablo haga no durará.

Si el diablo te da dinero, no sólo te da dinero, va haber una condición. Debe haber condiciones que usted debe cumplir para poder mantener y conservar ese dinero. Y esto se aplica a muchas otras cosas.

Así que cuando la gente no entiende cómo Dios trabaja, son susceptibles al engaño y se abren de par en par para ser destruirlos por el adversario.

Mi corazón sangra cuando veo a tantos cristianos que, debido a condiciones de larga data, se dejan llevar a situaciones donde niegan la Palabra de Dios.

Si sus prácticas niegan la Palabra, entonces Dios no está allí, porque Dios no puede contradecirse.

Amados, no quitéis vuestros ojos de lo real simplemente porque estáis experimentando retrasos y desafíos:

“Jesús respondió y les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios”. (Mateo 22:29)

De acuerdo a nuestro Señor Jesús, la razón por la cual entras en el error es la ignorancia de las Escrituras.

La razón por la que eres fácilmente engañado y el enemigo te ha mantenido cautivo es que no conoces las Escrituras. No conoces el poder de Dios.

No es porque Dios sea impotente. ¡El retraso no es negación! El hecho de que se esté retrasando no significa que no vaya a suceder. Todo es cuestión de tiempo. Así que debes entender el tiempo de Dios.

Te equivocas, al no conocer las Escrituras. En otras palabras, la ignorancia de las Escrituras hará que usted se equivoque. Cuando no sabes lo que Dios ha dicho acerca de ti, acerca de sus promesas y acerca de quien eres tu en Él, entrarás en el error.

Cualquier cosa que la Palabra no pueda validar nunca puede ser la verdad. La Palabra de Dios es la prueba de fuego para cualquier cosa, sin importar la manifestación.

Lecturas adicionales: Mateo 24:4-11, Juan 8:30-32

Lectura bíblica diaria: de Mañana- Levítico 8-10; Tarde- Mateo 25:31-46

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí