cristiano-no-conformarse-bibliaReflexiones Cristianas – ¡No te conformes con menos!

?ENTONCES DIJO ESAÚ: ?…¿PARA QUÉ… ME SERVIRÁ LA PRIMOGENITURA??… Y VENDIÓ A JACOB SU PRIMOGENITURA? (Génesis 25:32,33b)

Como los demás mellizos, Esaú y Jacob eran muy distintos pero rápidamente aprendieron a negociar. ¿Has visto alguna vez niños llegando
a un acuerdo que beneficiaba más a uno que al otro? Por ejemplo, uno ofrece al otro un caramelo a cambio de un video juego caro. Bien, esa era la dinámica que estaba en juego entre Esaú y Jacob. Esaú había estado cazando, estaba exhausto y hambriento. Por lo tanto, nada era más
importante que una buena comida y un sueño reparador, en comparación con algo tan remoto como una futura herencia? Él dijo: ?Me estoy muriendo, ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura?… y vendió a Jacob su primogenitura. Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejasí? (Génesis 25:32,33b,34).

Ahora bien, antes de que juzgues a Esaú con demasiada dureza, recuerda que la misma debilidad reside en todos nosotros. ¿No has tomado tú
también malas decisiones al encontrarte estresado, cansado, aburrido, desilusionado o solo? Era justo el momento que tu pareja escogió para hablar de la tensión en vuestra relación o tu hijo adolescente necesitaba hablar contigo o tu jefe quiso dialogar sobre tus futuras perspectivas. Sabías que todos estos asuntos eran muy importantes, pero ¿por qué en ese preciso momento? De manera que pusiste en peligro ?tus derechos de nacimiento?, posponiendo el tema o ignorándolo.

Recuerda, el enemigo quiere distraerte, ofreciéndote algún placer, logro o diversión temporal a cambio de tu futuro. ¡No lo hagas! No trafiques
el destino que Dios te ha dado por alguna gratificación momentánea; ten paciencia y resiste. Cuando lo hagas, Dios hará finalmente tus sueños
realidad de manera que sean honrados, y no mitigados.