Home / Articulos Cristianos / 3 Ejemplos Bíblicos Para La Solución de Conflictos en su Vida Cristiana

3 Ejemplos Bíblicos Para La Solución de Conflictos en su Vida Cristiana

Ejemplos de la Biblia Para Solucionar Problemas en su vida diaria

Existen muchas maneras en la biblia para resolver conflictos, pero el día de hoy deseo dejarte solo los 3 ejemplos más emblemáticos de cómo se puede superar un conflicto según la palabra de Dios.

Abraham y Lot

No haya contienda entre vosotros y yo, y entre vuestros pastores y mis pastores, porque somos parientes “(Gen 13,8).

Abraham era uno de los hombres más humildes de la tierra, pero Lot no, al menos no mucho. Tanto Abram (después, cambió a Abraham) como los ganados de Lot crecieron bastante y no pasó mucho tiempo antes de que estallara el conflicto entre Abraham y los hombres de Lot.

Comienza donde leemos que “Abram era muy rico en ganado, en plata y en oro” (Gen 13:2)

También Lot, que andaba con Abram, tenía ovejas, vacas y tiendas. Y la tierra no era suficiente para que habitasen juntos, pues sus posesiones eran muchas, y no podían morar en un mismo lugar. Y hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot; y el cananeo y el ferezeo habitaban entonces en la tierra.”(Gen 13,5-7).

Aparentemente había demasiados pastores y ganado y pocos pastos, por lo que los pastores de Abraham y Lot se enfrentaron entre sí por la tierra, ya que la tierra no era capaz de sostener a ambos, e incluido en este conflicto estaba el hecho de que “los cananeos y los ferezeos vivían en la tierra”, así que era un lugar muy concurrido, y sabiendo que el conflicto podía llevar a problemas, Abraham se le ocurrió una idea. Él dijo:

“Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda.”(Gen 13,8-9),” Así que Lot escogió por sí mismo todo el valle del Jordán, y Lot viajó al este.

Así se separaron los unos de los otros “(Génesis 13:11). Abraham resolvió este conflicto dándole a Lot la opción de dónde quería estar, y aunque Abraham, como Patriarca de la familia, tenía la autoridad para tomar la mejor tierra, Abraham dejó que Lot tuviera la opción de elegir la tierra para evitar el conflicto. El desinterés resolvió este conflicto; el desinterés de Abraham por supuesto.

Los Judíos y Los Gentiles

Dios “y ninguna diferencia hizo entre nosotros y ellos, purificando por la fe sus corazones.” (Hechos 15:9)

Cuando la iglesia comenzó a crecer, la iglesia comenzó a incluir a los gentiles, pero esto creó un conflicto entre los cristianos de ascendencia judía y claro los gentiles.

El problema era que algunos judíos estaban tratando de hacer que los gentiles fueran circuncidados, como dice, Entonces algunos que venían de Judea enseñaban a los hermanos: Si no os circuncidáis conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos. Como Pablo y Bernabé tuviesen una discusión y contienda no pequeña con ellos, se dispuso que subieran Pablo y Bernabé a Jerusalén, y algunos otros de ellos, a los apóstoles y a los ancianos, para tratar esta cuestión.(Hechos 15:1-2).

Este conflicto amenazaba con dividir profundamente a la iglesia, así que cuando Pablo y Bernabé “vinieron a Jerusalén, fueron recibidos por la iglesia y los apóstoles y los ancianos, y declararon todo lo que Dios había hecho con ellos. Pero algunos creyentes que pertenecían al partido de los fariseos se levantaron y dijeron:

“Es necesario circuncidarlos y ordenarles que guarden la ley de Moisés” (Hechos 15:4-5), así que “Y se reunieron los apóstoles y los ancianos para conocer de este asunto. Y después de mucha discusión, Pedro se levantó y les dijo:

Varones hermanos, vosotros sabéis cómo ya hace algún tiempo que Dios escogió que los gentiles oyesen por mi boca la palabra del evangelio y creyesen.(Hechos 15:6-7) que Dios no ha hecho distinción entre nosotros y ellos, habiendo limpiado sus corazones por la fe. Ahora, pues, ¿por qué ponéis a prueba a Dios poniendo un yugo en el cuello de los discípulos que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido soportar? (Hechos 15:9-10)

“Entonces toda la multitud calló, y oyeron a Bernabé y a Pablo, que contaban cuán grandes señales y maravillas había hecho Dios por medio de ellos entre los gentiles.” (Hch 15,12).

La solución era Por lo cual yo juzgo que no se inquiete a los gentiles que se convierten a Dios, sino que se les escriba que se aparten de las contaminaciones de los ídolos, de fornicación, de ahogado y de sangre. (Hch 15,19-20). Problema resuelto… reuniéndose y discutiendo el conflicto.

Creyentes y no creyentes

Amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos “(Mt 5,44).

Hay mucho conflicto en este mundo, pero algunos de los conflictos más intensos para los creyentes vienen de aquellos que no creen en Cristo.

Los no creyentes a menudo lanzan insultos a los creyentes y los persiguen severamente en algunos casos, incluso dentro de las familias, así que ¿cómo podemos resolver el conflicto en nuestras vidas con aquellos que no quieren tener nada que ver con Cristo?

Jesús nos da el ejemplo supremo de esto en Mateo 5. Para empezar, Él dice:

“Bienaventurados los que son perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos” (Mt 5,10), y “Bienaventurados vosotros cuando otros os vituperan y os persiguen, y pronuncian contra vosotros toda clase de maldad por mi causa” (Mt 5,11). Eso es algo difícil de hacer, ¿no?

Cuando hemos hablado malvado contra nosotros, aunque sea falsamente, naturalmente queremos defendernos a nosotros mismos, y comerciar el insulto por el insulto, y algunos creyentes lo hacen, pero así es como Jesús quiere que resolvamos este conflicto. Dice:

“Alégrate y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos, porque así persiguieron a los profetas que estaban delante de vosotros” (Mt 5,12).

Aún más, Jesús nos dice:

“Amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos. Porque hace salir su sol sobre los malos y sobre los buenos, y hace llover sobre los justos e injustos” (Mat 5,44-45).

Lo que sucede es que cuando empezamos a amar a aquellos que nos odian y oramos por aquellos que nos maldicen, las palabras hirientes de la persecución comienzan a perder su aguijón.

Los vemos a través de los ojos de Dios y pensamos en Jesús que murió por nosotros mientras aún éramos sus enemigos (Rom 5,10).

Esto nos hace más parecidos a los “hijos e hijas de[nuestro] Padre que está en los cielos”. Nos damos cuenta, no, que Dios envía la lluvia sobre los justos e injustos, así que nosotros también debemos ser como la lluvia, no teniendo discriminación contra aquellos que nos odian, porque una vez fuimos como ellos. Esa es una mentalidad que nos permite resolver conflictos, aunque sea por nuestra fe en Cristo.

Hay varios ejemplos más sobre la resolución de conflictos en la Biblia, pero el mayor conflicto para nosotros fue resuelto en la cruz por Cristo.

La ira que estaba sobre nosotros fue puesta sobre Cristo, y ahora estamos en paz con Dios (Rom 5,1) porque no hay más condenación para los que estamos en Cristo (Rom 8,1).

Jesucristo resolvió el conflicto entre nosotros, que éramos pecadores, y Dios, que es santo, así que fue el mismo Jesús quien reconcilió a los pecadores con un Dios Santo imputando Su justicia hacia nosotros (2 Cor 5,21).

No había otra forma de resolver este conflicto universal. Jesús era el único camino (Hechos 4:12), y aunque algunos se quejan y dicen que es de mente estrecha decir que Jesús es el único camino, debemos estar agradecidos a Dios de que hay un camino.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Comparte32
WhatsApp
Tweet
+1
Pin9
42 Compartir