7-versiculos-biblicos-para-reprender-miedo-temor-biblia
Versículos Bíblicos Para Reprender El Temor

Versículos Bíblicos Para Reprender El Temor

Todos hemos sentido miedo alguna vez, y tener miedo a veces puede salvarnos la vida, pero cuando el miedo te incapacita, es hora de leer estos 7 versículos bíblicos para cuando tienes miedo o temor.

«No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia» (Isaías 41:10).

Sabías que todos hemos sentido miedo alguna vez, y que tener miedo a veces puede salvarnos la vida, pero cuando el miedo te incapacita, es hora de leer estos 7 versículos bíblicos para cuando tienes miedo. Y es el momento de recordar las promesas de Dios, que incluyen que te sostiene con su mano justa. Incluso cuando te caes, Él está ahí para levantarte de nuevo, y mejor aún, Él promete fortalecerte durante los momentos en que tienes miedo.

«Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará» (Deuteronomio 31:6).

Este versículo no es una sugerencia útil, sino un mandato imperativo de Dios. Dios ordena a Josué, y a nosotros, que seamos fuertes y valientes y que no vivamos con temor o miedo a «ellos», sea lo que sea (los problemas). Él no te va a dejar o abandonar cuando más lo necesites. Eso es imposible porque Él promete «ir contigo».

«Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?» (Mateo 6:26).

Aquí, Jesús quiere que observemos la naturaleza y veamos cómo Dios provee a las criaturas más pequeñas y menos consideradas de la tierra, las aves del cielo. Esa era la criatura más pequeña que se podía traer para ofrecer como sacrificio en el templo. La mayoría de los pobres solo podían dar ese tipo de ofrendas, y probablemente, los líderes religiosos miraban con desprecio esas ofrendas, pero Dios miraba el corazón, no la cantidad.

Se trata de confiar en que Dios nos proveerá así como a los pájaros, en realidad mejor que a los pájaros, ya que Él ha dicho que somos de mucho más valor que ellos. Tenemos que demostrar que confiamos en que Dios nos proveerá y «no te preocupes por tu vida, por lo que vas a comer o por lo que vas a beber, ni por tu cuerpo, por lo que vas a vestir». ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

«Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros» (1 Pedro 5:7).

Versículos Para Calmar La Angustia

La palabra griega para ansiedad es bien interesante. Significa «apartar» o «moverse en direcciones opuestas», y esa es una muy buena descripción de la ansiedad. Nos aleja de la confianza en Dios y nos acerca a depender de nosotros mismos para resolver las cosas.

Nuestra fe dice «confía en Dios» pero nuestras circunstancias dicen «¡arregla esto!». Eso nos pone un estrés y una ansiedad innecesarios, pero no tiene que ser así. Debemos echar cada carga, no la mayoría o algunas de ellas, sino cada carga que tenemos sobre los anchos hombros de Jesucristo. Nuestras cargas son como una mosca que se posa en un avión de gran tamaño. Él puede manejar el estrés, nosotros no.

«La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo» (Juan 14:27).

El mundo ve la paz de manera diferente a como la ven los discípulos de Jesús. La paz puede ir y venir en la vida de una persona, pero aquellos que han confiado en Cristo pueden recostar su cabeza por la noche, sabiendo que sus problemas no pueden igualar al Creador de todas las cosas. Nada es demasiado difícil para Él. El apóstol Pablo dice que «la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús» (Filipenses 4:7), y la paz que guarda tu mente es una gran manera de resistir el miedo.

Salmos Para Vencer El Miedo

«Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento» (Salmo 23:4).

David, de todos los primeros reyes de Israel, vivió en las sombras de la muerte más que todos. Aun así, creía que Dios lo libraría sano y salvo y por eso no temía la maldad de los hombres. No temía a las sombras de la muerte porque el Señor estaba tan bien como con él en el valle, y su vara y cayado protectores lo guardaban a través de todos los peligros. Por cierto, ¡la realidad de algo y la sombra de algo no son la misma cosa! Prefiero que me atropelle la sombra de un autobús que el propio autobús.

¿Por qué Dios nos creó?

«En el día que temo, Yo en ti confío.» (Salmo 56:3).

Aquí el salmista está contrastando en quién confiar. Cuando tiene miedo, va a poner su confianza en el Señor y no en las cosas, las personas o incluso en sí mismo. El Señor es una torre fuerte para los que corren hacia él y un refugio presente en tiempos de necesidad, como cuando tenemos miedo de algo. Cuando miramos las circunstancias y no miramos a Dios en tiempos de necesidad, nosotros, como Pedro, empezamos a hundirnos. Solo cuando Pedro quitó los ojos de Jesús y los puso en el viento y las olas, empezó a hundirse (Mateo 14:22-33). ¿En qué o en quién confías más, en tus recursos o en los de Dios?

Si nunca has puesto tu fe en Cristo como tu Salvador, entonces no estás en paz con Dios (Romanos 5:1). De hecho, no puedes tener la paz de Dios hasta que primero estés en paz con Dios. Eso solo puede venir a través de Jesucristo (Hechos 4:12) y de Su sangre derramada a tu favor. Jesús será su Rey y Salvador o será su Juez, y no querrás verlo en el Juicio del Gran Trono Blanco (Apocalipsis 20:12-15). Mi oración para ti que estás leyendo esto es para que te arrepientas y creas en el evangelio, lo mismo que Jesús pide a todos (Marcos 1:15).

Personajes de la biblia que tuvieron miedo

Versículos sobre el temor a Dios Reina Valera 1960

¿Cómo vencer el miedo según la biblia?

¿Dónde están los 365 no temas en la biblia? Próximamente estaremos actualizando este post con el link.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí