10-razones-biblicas-para-esperar-el-matrimonio-biblia-versiculos-biblicos
10 Razones Bíblicas para Esperar Por El Matrimonio

10 Argumentos Bíblicos Para Esperar El Matrimonio ¿Qué Dice La Biblia?

El mundo piensa en el sexo como una cosa trivial, «a quien le importa que todos lo hagan», pero Dios dice que hay que apartarse del mundo. Vivimos en un mundo malvado e impío y no debemos actuar como los incrédulos.

Tener relaciones sexuales fuera del matrimonio no provocara que tu novio o novia se quede contigo. Solo creará problemas y puede conducir a embarazos inesperados, y una serié de cosas más que tú ya sabes. Nunca creas que sabes más que tu Padre Celestial, el mismo creó el sexo, así que tiene toda la experiencia para aconsejar.

Una mujer virtuosa espera. Huye de la tentación, y solo esperará por un esposo cristiano. No abuses de lo que Dios creó para bien. Al final, estarás tan contento de haber esperado y Dios te recompensará en ese día especial. Si tuviste relaciones sexuales, arrepiéntete, no peques más, busca la pureza y la santificación.

1. No debemos ser como el mundo y caer en la inmoralidad sexual

Romanos 12:2 «No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta».

1 Juan 2:15-17 «No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre».

1 Pedro 4:3 «Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías».

Santiago 4:4 «¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios».

2. Tu cuerpo no es de tu propiedad

Romanos 12:1 «Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional».

1 Corintios 6:20 «Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios».

1 Corintios 3:16-17 «¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es».

3. Dios nos dice que esperemos y no tengamos relaciones sexuales antes del matrimonio

Hebreos 13:4 «Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios».

Efesios 5:5 «Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios».

4. El sexo en tu noche de bodas no será tan especial. Te conviertes en una sola carne y esto no debe estar fuera del matrimonio. ¡El sexo es hermoso! Es una bendición increíble y especial de Dios, ¡pero debería ser solo para parejas casadas!

1 Corintios 6:16-17 «¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne. Pero el que se une al Señor, un espíritu, es con él».

Mateo 19:5 «y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne?»

5. El sexo es muy poderoso. Puede hacerte sentir un falso amor con alguien y cuando termines verás que fue un engaño

Jeremías 17:9 «Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?»

6. Los amores verdaderos esperan. En realidad, deben conocer la mente del otro en lugar de que la relación se trate de cosas sexuales. Conocerás a la persona más profundamente cuando no haya sexo

1 Corintios 13:4-8 «El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará».

7. Debemos ser un buen ejemplo para el mundo porque somos la luz. No hagas que la gente hable mal de Dios y del cristianismo

Romanos 2:24 «Porque como está escrito, el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros».

1 Timoteo 4:12 «Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza».

8. No te sentirás culpable y avergonzado

Salmo 51:4 «Contra ti, contra ti solo he pecado, Y he hecho lo malo delante de tus ojos; Para que seas reconocido justo en tu palabra, Y tenido por puro en tu juicio».

Hebreos 4:12 «Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón».

9. (Falsa alerta de conversión) Si realmente te has arrepentido y creído en Jesucristo para tu salvación, serás una nueva creatura. Si Dios realmente te salvó y eres verdaderamente cristiano, no querrás vivir un estilo de vida de pecado. Sabes lo que dice la Biblia, pero te rebelas y dices: «a quien le importa que Jesús murió por mí, puedo pecar todo lo que quiera» o tratas de encontrar cualquier manera que puedas para justificar tus pecados.

1 Juan 3:8-10 «El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios».

Mateo 7:21-23 «No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad».

Hebreos 10:26-27 «Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios».

2 Timoteo 4:3-4 «Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas».

10. Glorificarás a Dios. Glorificarás al Creador, quien te dio aliento y latido en corazón. A través de todas las tentaciones esperaste y glorificarás al Señor en tu unión sexual con tu esposo. Ambos se convertirán en uno con Cristo y será una experiencia increíble una vez en la vida.

1 Corintios 10:31 «Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios».

Algunos Recordatorios

Efesios 5:17 «Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor».

Efesios 4:22-24 «En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad».

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí