He-rogado-por-ti-Jesus-ora-intercede-por-nosotros-versiculos-biblicos-biblia
¿Es Cierto Que Jesús Intercede, Ora, Por ti y por nosotros? ¿Qué Dice La Biblia?

¿Es Cierto Que Jesús Intercede, Ora, Por ti y por nosotros? ¿Qué Dice La Biblia?

«He rogado por ti» (Lucas 22:32).

Jesús dijo: Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos (v.31-32 RV1960).

En la vida cristiana todos nosotros vivimos momentos de frustraciones y fracasos por causa de nuestras tentaciones y debilidades. Por esto, es capaz que terminemos haciendo cosas que dijimos que no haríamos, y yendo a lugares que dijimos que nunca iríamos. El pecado siempre te costará más de lo que puedas pagar y te llevará más lejos de lo que pretendías ir. Aun así, no estamos nunca solos, Dios está con nosotros a cada paso que damos.

Piensa en esto: Las personas que estuvieron más cerca de Jesús cometieron grandes errores y fallaron con fuerza. Pedro dijo que nunca negaría a Jesús y al final lo hizo, y no solo 1 vez, sino 3 veces. Sabemos por su vida que Pedro amaba a Jesús, pero vemos claramente que cuando su debilidad tomo cuenta de su vida, le fallo irremediablemente. Esta fue una tremenda carga sobre los hombros de Pedro, la Biblia dice que: «salió y lloró amargamente» (v. 62).

El Señor Jesús sabía que Simón (el hombre orgulloso, dudoso) al que él escogió, lo negaría antes de que sucedería, y le dijo a Pedro (al hombre fuerte y de fe) al que sería transformado, que estaría orando por él. Por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos (Hebreos 7:25).

Imaginemos que estás peleando contra una conducta pecaminosa, y en ese exacto momento, el Señor Jesús se presenta con su sangre al Padre y le pide que te limpie, y luego clama por misericordia y provisión para ti. Debes saber una cosa: Las oraciones de Jesús están dentro de la voluntad de Dios, así que siempre su oración alcanzara su propósito. No olvides que el Señor Jesucristo peleara y trabajara contigo hasta tu completa restauración. ¿Y ahora que debo hacer después de esto?

¿Sabes de alguna persona, amigo o familiar, que esté peleando contra la tentación y el pecado? Si puedes hacerlo con mucho tino y buen censo, comparte este devocional con ellos, o tal vez mejor, puedes recordarles que Jesús está orando por ellos y no va a parar, hasta que sean totalmente restaurados.

Aquí te dejo algunos versículos que puede leer para meditar en esta palabra de hoy Lucas 12:1-31, Salmos 68-69.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí