La Importancia De La Actitud En La Vida Cristiana: Versículos

La-Importancia-De-La Actitud-En-La-Vida-Cristiana
La Importancia De La Actitud En La Vida Cristiana

Transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento (Romanos 12:2).

Mucho antes de que a William James, el padre de la psicología norteamericana, se le atribuyera la frase: “El mayor descubrimiento de mi generación es que los seres humanos pueden alterar sus vidas modificando sus actitudes”, Dios dijo en su palabra: “El hombre es como piensa en su corazón” (Proverbios 23:7).

A menudo son nuestros pensamientos, y no nuestras circunstancias, los que determinan nuestra felicidad. Seguimos creyendo que seremos felices cuando sucedan ciertas cosas. Es como cuando, un padre dice: “Cuando mi Juanito empiece la escuela primaria, seré feliz”. Y lo son, durante un tiempo. Después dice, “Cuando Juanito deje la escuela secundaria, seré feliz”. Y lo son, al menos durante el verano. Luego, la graduación de Juanito en la universidad trae la misma promesa; también su matrimonio y el nacimiento del primer nieto. Pero el problema es que este padre no ha aprendido a ser feliz entre un acontecimiento y otro.

Cuando tu felicidad está controlada por “algo” externo a ti, siempre serás preso de personas, lugares y cosas. No es así como Dios quiere que vivas: Siendo una víctima de las circunstancias que no puedes controlar. Mira lo que dijo el salmista: “Bendeciré al Señor en todo tiempo; su alabanza estará de continuo en mi boca” (Salmo 34:1).

David eligió la actitud correcta, ¡y tú tienes que hacer lo mismo! También debes mantenerla. Esa es la parte difícil. Es como el viejo granjero que dijo: “Lo más difícil de ordeñar vacas es que no permanecen ordeñadas”. Y lo mismo ocurre con las actitudes: no cambian. Tienes que trabajar en ellas todos los días; eso se llama renovar tu mente. Y la manera de hacerlo es entrando en la Palabra de Dios y guardando Su Palabra en ti. Te desafío a hacerlo el día de hoy ¿Lo harás regularmente?

Aquí te dejo algunos versículos Bíblicos para ampliar tu estudio devocional: Daniel 3-4, Mateo 4:1-7, Salmos 7:1-9, Proverbios 10:16