El Plan deSalvación

El Plan de Salvación
por: Lissette Reyes zavala
  

Esta es la historia de una joven persona, como tú y como yo, que a pesar de su corta vida llegó a experimentar lo dulce y amargo de este mundo. Esta persona creía tener todo en la vida pero llegó la desilusión del primer amor y sufrió porque había entregado todo su corazón a una persona que lo único que hizo fue dañarlo, pero logró superarlo en parte, pues quedaron las resacas de aquel amor.

Pronto conoció nuevos amigos en los que encontró una nueva ilusión de vivir, gente fresca y divertida que al parecer no conocían de tristeza pues siempre estaban gozando de la vida al 100%, pero pronto se dio cuenta que aunque algunos de ellos eran buenos amigos, no podían llenar la soledad y vacío que sentía en su corazón. Llegó a su vida la época de ejercer su profesión y fue la persona más exitosa en su ramo. Recibía halagos y todos lo respetaban. Llegó el dinero, con él compraba todo lo que deseaba pero nada de esto completaba su vida.

Así paso el tiempo y llegó a la vejez. Un día al ver el atardecer por su ventana recordó todo lo que había sido su vida y llegó a esta conclusión:

He tenido todo lo que he querido, pero todo se ha ido en un abrir y cerrar de ojos, nada ha sido permanente. Ahora estoy viejo y solo,¿qué será de mí cuando muera?,¿será verdad que existe un infierno y un cielo? Bueno, pero dicen que si eres bueno vas al cielo y que si eres malo al infierno, ahora estoy tranquilo….

Esa noche falleció y pronto se encontró en un lugar oscuro y escuchaba gritos y lamentos (Mateo 13:42)….aturdido caminaba y se encontró con un hombre que le dijo:

¡Bienvenido seas al infierno!.

El, sorprendido preguntó: ¿Infierno?, pero si yo era bueno, siempre fui una persona sensata, asistía a la iglesia los domingos y daba limosna, hice buenas obras.

Ja ja ja ja ja, crees que sólo por hacer eso merecías vivir eternamente, ja ja ja ja, eres tonto y me agrada, Dios tenía grandes planes para ti pero siempre rechazaste (Juan 3:36) comprometerte con él y me cediste tu existencia, pero me encantas porque no te arrepentiste, si no que reconociste que eras joven y tenías derecho a gozar de la vida, ¡no hay duda eres de los míos!.

Pero ahora que puedo hacer? No quiero estar aquí, me arrepiento de a ver negado a Dios a que entrara y gobernara mi vida.

Ja ja ja ja, demasiado tarde compañero, sólo hay una sola oportunidad y es en vida.

Pero en verdad me arrepiento.

No… una vez que mueres ¡es para siempre! (Hebreos 9:27) Ja ja ja pasarás tu vida eternamente conmigo.

Si tú no quieres vivir esto, no rechaces el camino de Dios al cielo y entrega tus pecados a Jesús, confiesa a Dios que te arrepientes y él estará contigo, desde hoy, hasta la eternidad (Romanos 10:13). Ahora sigue estos sencillos pasos:

  1. Reconocer que soy pecador:
    ?Por cuantos todos pecaron, están destituidos de la gloria de Diosí Juan 1:12
    Es decir, nacemos con el pecado de nuestros primeros padres (Adán y Eva), y por eso siempre estamos inclinados hacia el mal; por lo tanto no tenemos cabida en el cielo, porque Dios no permite mancha alguna en su Gloria.
  2. Sin embargo: Dios nos ama.
    Más Dios en su infinito amor, ideó un plan perfecto para darnos una oportunidad de ser salvos, sólo si nos arrepentimos de nuestros malos caminos…
  3. Cristo murió por nosotros:
    ?Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotrosí Romanos 5:8.
    En este plan, Dios, en su infinito amor, envió a Jesús, su único Hijo, para morir en la cruz por nosotros, y cargar con nuestras culpas…
  4. ¡Pero! Sólo aquél que acepta en su corazón tal sacrificio, puede ser salvo.
    ?Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su único hijo, para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna? Juan 3:16
    Cuando abrimos nuestro corazón y le entregamos a Jesús el control absoluto de nuestra vida, esto es, decisiones, actitudes, etc.(cuerpo, alma y espíritu) es entonces cuando nos convertimos en hijos de Dios y en herederos de la Vida Eterna. Lo cual sólo es por FE no por obras.
  5. Crecer…
    No sólo vino a salvarnos, no sólo debemos ser hijos…sino Cristianos. Como una planta, así debemos crecer. Debemos alimentarnos con la oración, la lectura de la Biblia, y más que nada, una Vida de Testimonio. ?Fe sin obras, es Fe muerta?. ?Por sus frutos los conoceréisí. Habla con Dios, orando todos los días. Reúnete, adora y sirve con otros cristianos en una iglesia donde Jesucristo es predicado y la Biblia es la suprema autoridad.
    Habla de Jesucristo a los demás.

Si has tomado esta importante decisión envíame un mail a: calithos@yahoo.com para estar en contacto contigo.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

3 Compartir
Comparte3
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte