Pequeños Grandes Apuntes

Pequeños Grandes Apuntes

Tolerancia

Un hombre estaba poniendo flores en la tumba de su esposa, cuando vió a un hombre chino poniendo un plato con arroz en la tumba vecina. El hombre se dirigió al chino y preguntó:

– “Disculpe señor, ¿de verdad cree usted que el difunto vendrá a comer el arroz?”

-“Si”, responde el chino – “cuando el suyo venga a oler sus flores…”

Obsérvate!

Cada día, cada hora, cada minuto, obsérvate y procura que tu imagen sea luminosa. Pasas cerca de un niño, pasas colérico, dejas escapar una mala palabra, llena de ira el alma; tú quizá ni te has dado cuenta de la presencia del niño, pero él te ha visto y es posible que tu imagen desagradable y ofensiva se quede grabada en su corazoncito indefenso. Tú no lo sabías, pero quizás has arrojado ya en él una semilla mala, que quizá germine, y todo ello? por no haber educado en ti el amor circunspecto y activo

¿Qué clase de paz?

Ningún hombre es tan tonto como para desear la guerra y no la paz; pues en la paz los hijos llevan a sus padres a la tumba, en la guerra son los padres quienes llevan a los hijos a la tumba.

A pesar de las espinas – Oscar Romero

Una Iglesia que no provoca crisis,
un evangelio que no inquieta,
una palabra de Dios que no levanta roncha
-como decimos vulgarmente-
una palabra de Dios que no toca el pecado concreto
de la sociedad en que está anunciándose,
¿qué evangelio es ése?
Consideraciones piadosas muy bonitas
que no molestan a nadie,
y así quisieran muchos que fuera la predicación.
Y aquellos predicadores que por no molestarse,
por no tener conflictos y dificultades,
evitan toda cosa espinosa.

Las dudas desvanecerán
Sadhu Sundar Singh

¿Puede uno ir al doctor y pedirle que le quite el dolor de un brazo roto antes de que el hueso se haya soldado? Tal demanda sería ridícula porque el dolor es el resultado de la fractura. Una vez el miembro haya sido asentado, el dolor se irá por sí solo. Las dudas son dolores espirituales que emanan de nuestro pecado. La irreverencia ha roto nuestra unidad espiritual con Dios. Primero debemos restaurar la unidad espiritual con Dios y luego las dudas respecto a la existencia de Dios o de la divinidad del Maestro desaparecerán por sí solas. Solamente entonces el dolor se desvanecerá.

DE PROFESIÓN: MAMÁ

Un día fui a sacar el registro de conducir y la oficial que tomaba los datos, me pregunto cuál era mi ocupación.

No supe como etiquetar mi trabajo de “madre” y qué responder.

Al percatarse de esto la oficial que tomaba los datos me dijo:

“Me refiero a si trabaja usted o es simplemente una…”

– Claro que tengo un trabajo -le conteste- soy una mamá”.

A lo que la oficial respondió:

“No ponemos mamá como opción, vamos a ponerle “ama de casa”, fue la respuesta enfática de la oficial.

Había olvidado por completo esta historia hasta que un día me paso exactamente lo mismo, sólo que ésta vez, en la oficina del estatal.

La funcionaria era obviamente una mujer de carrera, eficiente, de mucha postura y tenía un título muy despampanante que decía:

“Interrogadora Oficial”.

¿Cuál es su ocupación?”, me preguntó ella.

Qué me hizo contestarle esto, no lo sé, pero las palabras simplemente salieron de mi boca:

-Soy una “Investigadora Asociada en el campo del Desarrollo Infantil y Relaciones Humanas.”

La funcionaria se detuvo, el bolígrafo quedó congelado en el aire y me miró como si no hubiese escuchado bien. Repetí el título lentamente, poniendo énfasis en las palabras más importantes. Luego, observé asombrada cómo mi pomposo anuncio era escrito en tinta negra en el cuestionario oficial.

Me permite preguntarle” -dijo la funcionaria, con un aire de interés-

¿Qué es exactamente lo que hace usted en este campo de investigación?”

Con una voz muy calmada y pausada me escuché contestarle:

Tengo un programa continuo de investigación (qué madre no lo tiene?) en el laboratorio y en el campo (normalmente me hubiera referido a lo anterior como adentro y afuera). Estoy trabajando para mi maestría (la familia completa) y ya tengo cuatro créditos (todas mis hijas).

Por supuesto que el trabajo es uno de los que mayor demanda tiene en el campo de humanidades (alguna madre está en desacuerdo?) y usualmente trabajo 14 horas diarias (en realidad son más… como 24). Pero el trabajo tiene muchos más retos que cualquier trabajo sencillo y, las remuneraciones más que económicas están ligadas al área de la satisfacción personal…

Se podía sentir una creciente nota de respeto en la voz de la funcionaria mientras completaba el formulario.

Una vez terminado el proceso, se levantó de la silla personalmente me acompañó a la puerta.

Al llegar a casa, emocionada por mi nueva carrera profesional, salieron a recibirme tres de mis asociadas al laboratorio, de 13, 7 y 3 años de edad.

Arriba podía escuchar a nuestro nuevo modelo experimental, en el programa de desarrollo infantil (de 6 meses de edad), probando un nuevo programa de patrón en vocalización… Y ¡me sentí triunfante! ¡¡¡Le había ganado a la burocracia!!! Había entrado en los registros oficiales como una persona más distinguida e indispensable para la humanidad que sólo “una madre más”…

La maternidad: que carrera más gloriosa, especialmente, cuando tiene un título en la puerta.

Envíale esto a otra madre que conozcas ya sea, que se quede en casa o a una madre que tenga una profesión… Todas deben llevar este título.

Las diferentes imágenes de una madre a los:

4 AÑOS DE EDAD… Mi mamá puede hacer cualquier cosa.

8 AÑOS DE EDAD… Mi mamá sabe mucho! Un montón!

12 AÑOS DE EDAD… Mi mamá no lo sabe absolutamente todo.

14 AÑOS DE EDAD… Naturalmente, mamá tampoco sabe eso.

16 AÑOS DE EDAD… Mi mamá?, es tan anticuada!

18 AÑOS DE EDAD… La vieja?, está totalmente fuera de época.

25 AÑOS DE EDAD… Bueno, puede ser que sepa algo al respecto.

35 AÑOS DE EDAD… Antes de decidir, porqué no pedimos la opinión de mamá?

45 AÑOS DE EDAD… Me pregunto: ¿qué habría pensado mi mamá al respecto?

65 AÑOS DE EDAD… Ojala pudiera conversarlo con mi mamá!!!

Por favor, envíale esto a todas las madres excepcionales que conozcas y a algunos hombres excepcionales también.

No olvidemos que todos tenemos una madre. Y por favor no esperes a que ya no este contigo para apreciar lo que ella hizo y hace
día a día por ti.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte