Creciendo en desgracia

Sobre procesiones y protestas…

CRECIENDO EN DESGRACIA

Los últimos días han sido pródigos en noticias religiosas. Noticias
que, de alguna manera, tienen que ver con la comunidad evangélica, pues
se ha pretendido responsabilizar a ésta por los actos desatinados de
una secta extranjera que ha extendido sus ramificaciones hasta nuestro
país.

?Creciendo en gracia? es la secta de marras que presenta, a su líder
José Luis de Jesús Miranda, como el ?Jesucristo hombre? que ha venido
en carne a esta tierra. Este movimiento también tiene, entre sus
doctrinas, a la nefasta teología de la prosperidad y a la nuevaeriana
confesión positiva. Es decir, un movimiento del cual hay que mantenerse
distantes.

Seguidores de este movimiento hicieron, en días pasados, una
manifestación contra el Señor de los Milagros incluyendo insultos y
agravios a quienes profesan el catolicismo. E, inmediatamente, los
medios de comunicación seculares, ajenos totalmente al buen tratamiento
de los hechos religiosos, sacaron cuentas y dijeron ?son los
evangélicosí.

Nada más alejado de la realidad. Por el contrario, la comunidad
evangélica también ha sido agredida por este movimiento, en Cuba y
Colombia, donde los seguidores de ?Creciendo en gracia? ?yo diría más
bien Creciendo en desgracia- han agredido verbal y físicamente a las
iglesias evangélicas. En el país de la cumbia, inclusive, provocaron
una gresca para impedir la realización de una campaña evangelística.

Y ya llegaron a nuestro país, donde, según su página
www.creciendoengracia.com tienen iglesias en Lima, Huaral, Trujillo y
Pisco, amén de programas radiales y televisivos en esos lugares. Esta
irrupción nos trae a la memoria la llegada, hace algunos años, de los
seguidores de Soon Myung Moon, el ?Cristo coreano? de la
llamada ?Iglesia de la Unificación? que, además, publicó su
periódico ?Tiempos del mundo?.

América Televisión-Canal 4 dio bastante cobertura al hecho, pero se
cuidó de consultar a las partes sobre su opinión de lo acontecido.
Entonces tuvimos la oportunidad de expresar a los periodistas del canal
que los evangélicos estamos en desacuerdo con ese tipo de actitudes,
pues éramos personas que no necesitamos recurrir a la violencia para
dar a conocer nuestros puntos de vista.

Lo cual no significa ?dijimos a la reportera- que estemos contentos y
felices sobre el tratamiento que se da, desde los poderes públicos, a
las confesiones religiosas minoritarias. Es decir, sobre la grave
discriminación que, desde el Estado, se ejerce para favorecer
exclusivamente a la Iglesia católica, mientras las iglesias evangélicas
son menospreciadas y los proyectos de ley sobre igualdad religiosa son
encarpetados en las gavetas del Congreso de la República.

A los evangélicos no nos molesta la procesión del Señor de los Milagros
ni quienes acuden a ese evento, pues están en el derecho de hacerlo. SÍ
NOS MOLESTA que Toledo, siendo presidente de todos los peruanos, se
arrodille ante la imagen del patrón católico limeño. SÍ NOS MOLESTA que
el Congreso de la República le rinda pleitesía a esa imagen católica
cada 18 de octubre, adornando, inclusive, con una inmensa franja morada
el frontis del palacio congresal. SÍ NOS MOLESTA que los altos
magistrados del Poder Judicial abandonen sus oficinas para ponerse al
frente de una procesión católica.

También nos molesta aquel Concordato firmado, entre gallos y
medianoche, por el Estado Peruano y la Santa Sede, del cual deriva una
serie de prebendas (sueldos incluidos) para la curia católica en
particular y para el catolicismo en general. Pero esta situación de
discriminación no hará que nosotros, los evangélicos, salgamos a tirar
piedras y bombas a las procesiones católicas. Esa no es nuestra manera
de actuar.

Nosotros actuamos de otras maneras: usando el verbo, la pluma, la
invocación, la contienda alturada, el reclamo consecuente, a menos que
nos provoquen en demasía como hicieron los terroristas con los
evangélicos de las zonas de emergencia. Por tanto, señor Cipriani, no
hable más de la cuenta ni escupa al cielo, porque es contraproducente.


TITO PÉREZ
Director
www.prensaprotestante.com

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte