CRÓNICA DE UNA VISIÓN

CRÓNICA DE UNA VISIÓN

Hay personas que van por la vida sin saber el rumbo, el objetivo o propósito que tienen para vivir, simplemente están ahí y no tienen claro porque nacieron, Dios a cada uno de nosotros nos ha dado un propósito, como todos somos diferentes la misión de cada uno es igual, por tanto si no tienes una visión, una razón de vivir, un norte en tu vida, ora a Dios para que te lo de a conocer y sepas porque vivir de ahora en adelante, que la misión sea tu vida y hagas en tus fuerzas lo que sea para llevarla a cabo.

Crónica de una visión.

Muchas veces pensé en como comenzaría este relato, y la verdad es que no se me ocurría nada mas que el principio. Con mi esposa tenemos pastoreando ya 25 años, tenemos 5 hijos, que para nosotros son fabulosos, todos involucrados en el servicio al Señor, uno de ellos ya es pastor, tres son ministros de alabanza y adoración, y el más pequeño dio origen y supervisa cerca de 50 casas de oración, esta es la historia de una visión en proceso de cumplimiento.

Una visión es algo que te abraza y no te deja; una visión es un rema del cielo, directo de los labios de Dios, y también es algo que resumirá todos tus sueños y consumirá toda tu vida… que te hará saborear la victoria y sumirte en el fracaso al mismo tiempo, que te pasea por el descanso y la desesperación.

Es algo más grande que te hace ver pequeño, que sobrepasa todos tus sueños, que en un momento te remonta a los cielos para volar en las alas de lo imposible y al otro día te sumerge en los abismos de lo inalcanzable. Una visión es algo que no puedes contener porque te contiene, que te acusa cuando no la sigues, y arde dentro tuyo aunque ya no quede nada que encender. En pocas palabras es algo que no puedes dejar de hacer aunque quieras, porque roba todos tus pensamientos y tus sueños. Se apodera de todas tus palabras y necesitas compartirla y transmitirla porque entiendes que no es tuya sino de Dios y de todos, que está destinada a cumplirse y que alcanzará su objetivo a través tuyo o de otro y no estás dispuesto a dejarla. Se convierte en tu vida y estás dispuesto a morir con tal de alcanzarla. Te absorbe, te inunda y no te deja, eso es una visión.

Involucra a muchos pero tuviste la oportunidad de oírla primero. No hay gran mérito en ello, si no la puedes desarrollar y alcanzar. Llena cada partícula de tu cuerpo de tal manera que solo respiras y vives en ella, porque entiendes que es algo sobrenatural, que nunca hubiera nacido en mente humana. Esto es para mi lo que una visión significa y antes de comenzar con la historia de ella, necesitaba decirte lo que creo que es, pues también, amigo mío, me gustaría preguntarte si alguna vez fuiste detrás de ella, si sentiste la fuerza de ese río corriendo por tus venas, si sentiste eso tan fuerte que te llevó a pararte delante de tu Goliat sin armas ni armadura, pero consciente de que el que te la dio estaría allí para sostenerla.

Si alguna vez despertaste en la mañana con tus ojos mojados por haber soñado con ella y saber que era solo un sueño y desesperarte en lágrimas por que se haga real. Si alguna vez pusiste tu rostro entre tus manos y con agonía te preguntaste ¿por que? ¿por qué no te dejó como los otros que simplemente pasan? ¿por qué se paseó cerca tuyo para que te inunde su perfume? ¿cuál fue la razón para que golpeara a tu puerta y te despierte solo para abrir y no hallarlo y salir detrás de su voz? Si te ha pasado algo de esto entonces comprenderás de lo que estoy hablando, porque una visión de Dios, propia o de otro, es lo mejor que te puede pasar en tu vida, y cuando te encuentres con ella verás que solo eso es lo que vale la pena. Imagínate si fue así que cuando Dios le mostró su visión a Abraham, luego la siguió Isaac y Jacob y aun ¡ sus doce hijos quedaron prendidos de ella! Nació en un hombre se trasmitió a otro y a otro y se convirtió en un pueblo, un día nació un sueño y en la búsqueda de ese sueño hombres alcanzaron los propios y se convirtieron en una nación. Cuando Dios derrama una visión, se convierte en un sueño que involucra a muchos, quizás estés delante de uno de esos sueños, tal vez debas pensar un instante que estás persiguiendo, y si estás en una visión, déjame decirte que no importa mucho quien la haya recibido, lo que interesa es saber si proviene del cielo, porque a veces es solo estar en el lugar correcto en el tiempo correcto, y en la actitud correcta para verla, pero más importante que descubrirla es seguirla hasta hacerla realidad, pues muchos la abandonan sin alcanzarla y no por eso se desvanece, sino que busca nuevos sueños donde alojarse para hacerse realidad. Quizás por eso dice: “… la visión, aunque tarde, espérala, porque no tardará sino que vendrá”.

¿Estás dentro de una visión amigo? No interesa si propia o de otro, importa si estás dispuesto a luchar hasta que se haga realidad, porque si haces esto… también será tu realidad.

Así que vive por tu realidad, conviértete en ese instrumento de Dios para cumplir Su perfecta voluntad y así tener satisfacción de ser útil en Su obra y aportar tu granito de arena en lo que El ha determinado con cada uno de nosotros, que nos consuma esta labor divina llevándola a cabo con gozo, gratitud y mucha fe, pues no estamos solos, El a nuestro lado va guiándonos, ayudándonos y ministrándonos con Su Espíritu para que se haga todo perfecto.

Los amo y bendigo en Jesucristo.

MAGNOLIA.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org – llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte