LA MEJOR MANERA DE AYUDARTE Y SIGUE INTENTANDO.

 
 

Hola mis amados:
En este mensaje nos dan una enseñanza muy especial, porque pensariamos que para ayudarnos a nosotros mismos es haciendo lo que creamos mejor para nuestro bienestar, pero estamos equivocados si pensamos asi, leamos y nos daremos cuento que nos conviene mas.
LA MEJOR MANERA DE AYUDARTE.
Cuando alegras a los demás,
no tienes manera de evitar sentir alegría.
 

Enseñando a los demás,
no puedes dejar de aprender,
de manera profunda y sustancial.

No puedes forzar a nadie a comprenderte.

Sin embargo intentando sinceramente comprender,
lograrás ser comprendido.
 
La mejor manera de lograr que tu punto de vista
sea aceptado no es gritando.
Es escuchando como sabrás de qué manera
hablar más efectiva y convincentemente.

La mejor manera de ayudarte a ti mismo

es ayudando a los demás.
Esa hermosa paradoja es la base de la civilización
en su forma más maravillosa.

Cuanto más positivamente afecte tu vida a los demás,

más brillantemente se reflejará a su vez en ti.
Si te sientes un poquito deprimido, ofrece tu bondad,
tu cuidado, tu tiempo y tu atención a alguien.
Y haciéndolo levantarás, como mínimo,
a dos personas.
 
Desconozco su autor
 
SIGUE INTENTANDO.
En 1894, un joven de dieciséis años encontró esta nota de su maestro de retórica en Harrow, Inglaterra, junto a su boletín de calificaciones: "Una notoria falta de éxito". El joven continuó tratando y llegó a convertirse en uno de los oradores más famoso del siglo veinte. Su nombre fue Winston Churchill.

En 1902, un aspirante a escritor de veintiocho años de edad recibió una carta de rechazo del editor de poesía del The Atlantic Monthly. De regreso con un grupo de poemas que él había enviado, estaba esta graciosa nota: "Nuestra revista no tiene espacio para sus vigorosos versos". Él continuó tratando, sin embargo y llegó a ver su obra publicada. El nombre del poeta era Robert Frost.

En 1905, la Universidad de Bern declinó una disertación de doctorado como muy elaborada e irrelevante. El joven estudiante de física, que escribió la disertación siguió esforzándose y llegó a desarrollar alguna de sus ideas como teorías generalmente aceptadas. Su nombre era Albert Einstein.

Cuando el rechazo sacude tu resolución y opaca tus metas, sigue intentando. ¡Si no te das por vencido, un día estarás viviendo tus sueños!.

Job 17:9
El justo se mantendrá en su camino, y el de manos limpias más y más se fortalecerá.

Estos testimonios de grandes hombres que han dejado huella en el mundo, nos anima a no desmayar, que nos caractericemos por ser aguerridos, valientes y que la guianza del Señor para nosotros nos hace avanzar con fe y confiando que saldra bien, asi que perseveremos sin descanso y lograremos las metas propuestas.
Los amo y bendigo en Jesucristo.
MAGNOLIA.

 

 

 
 
 

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación con el siguiente enlace:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionalescristianos.org

Para cancelar tu subscripción
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte