Maneras De Actuar Frente a Un Obstáculo

Maneras de actuar frente a un obstáculo

  1. No reaccionar a los eventos sino conocer las situaciones que lo formaron.
No reacciones a tu obstáculo.En este relato Josué va a entrar a la Tierra Prometida, va a tomar treinta y cuatro ciudades; la primera fue Jericó y como sabemos le dieron siete vueltas, luego el muro se cayó por la intervención de Dios. Dios le dijo que de Jericó no tomaran nada, porque era la primera y le correspondía a Dios, era como el diezmo que es de Dios.

Entraron a Jericó que era una ciudad muy rica, donde había poder y un hombre llamado Acán vio unas grandes alfombras y se las robó. Tomaron Jericó que era grande -como la ciudad de Nueva York en la antigüedad- y luego vino la segunda batalla, la ciudad de Hai, que era chiquita y los vencieron.
Josué reacciona a la pérdida, al problema, al evento, se pone a llorar: “por qué, qué va a pasar ahora, se van a enterar que perdimos en Hai y van a venir todos nuestros enemigos…” Y llora, se rasga las vestiduras.
Y Dios le enseña un principio: Estas reaccionando al problema en vez de ver las cosas que generaron ese problema.

De igual manera cuando tenemos un problema y pedimos a Dios por un milagro, en vez de pedirle sabiduría para saber por qué se formó ese problema, porque si no resuelvo las raíces de lo que formó el problema, Dios me va a resolver el problema pero después voy a tener otro problema similar.
Por ejemplo un hombre o mujer celoso que pregunta ¿dónde fuiste?, ¿con quién estuviste? Ora “Señor sana mis celos, quita mis celos” En lugar de averiguar por qué es celoso, porque tiene esa inseguridad, de dónde le vino, qué factores la generaron. Tenemos que aprender a no reaccionar al evento trágico sino analizar las condiciones que generaron el evento. Porque si no vas a ser un milagro dependiente y hay que sanar la raíz.

El problema no se va a ir de tu vida hasta que no aprendas como se formó.
Si orás: “Señor cancela mi deuda” Y Dios te la cancela, pero si no sabés cómo llegaste a la deuda, qué factores de desorganización, generaron tu deuda esos mismos factores como siguen vivos van a generar otra deuda.
Y hay cantidad de cristianos van detrás de los milagros porque busca el toque, y está bien buscar el milagro pero antes necesitamos sabiduría para sentarnos y analizar por qué se formó este problema, qué factores intervinieron, “Señor enseñame, cómo llegué a esta deuda: hice una mala sociedad, confié en la persona equivocada, me fui de boca, fui impulsivo. Dame sabiduría para resolver esas raíces”

  1. Todo obstáculo es un desafío para crecer.
Cuando tengas tu obstáculo tu actitud debe ser, crecer vos más que tu obstáculo.
Tu obstáculo puede deprimirte o puede ser un desafío y con ese problema tenés que elegir si vas a deprimirte o vas a crecer más.
Me decía una mujer que estaba muy mal porque descubrió que su marido la engaña, que tiene tres o cuatro mujeres. Y le dije: “Ahí tenés el problema, vos tenés que elegir si el problema te va a hundir o vas a crecer más que tu problema. Y vas a usar tu problema para ser mejor cristiana, mejor persona, mejor empresaria, mejor emocionalmente”.


Para los cristianos, los problemas son oportunidades para crecer.

¿Por qué tengo que crecer más que mi obstáculo?
Porque la Biblia dice que Dios lo hizo todo hermoso en su tiempo: tiempo de plantar, tiempo de cosechar, tiempo de reír, tiempo de llorar.
Cuando algo no es hermoso en nuestra vida, es porque esta fuera del tiempo de Dios.
O sea que si tomo algo dentro del tiempo de Dios, será hermoso, pero si está fuera de Su tiempo no va a ser hermoso.

Tenemos que entender qué es el tiempo de Dios. ¿Cuántos escucharon “estoy esperando el tiempo del Señor?
El tiempo es cuando estás listo. El tiempo de Dios no es cronológico sino cuando vos estás listo, entonces te lo da. Por eso tenemos que crecer, porque cuando crecemos establecemos el tiempo para recibirlo.
Dios llamó a Moisés a los ochenta, a Josué a los diecisiete. ¿Por qué Dios lo llamo a uno a los diecisiete y a otro a los ochenta? Porque Dios no se mide por tiempo cronológico sino por la actitud del corazón, y cuando tu corazón está listo ese es el tiempo.

Por eso cuanto antes estás listo más rápido viene la bendición, y las bendiciones de Dios en su tiempo son hermosas, porque cuando Dios te da algo y estás listo lo podés disfrutar,  pero cuando te viene abundancia, prosperidad, ministerio, gente, y tu corazón no está listo eso se transforma en una maldición.

Necesitamos crecer más que los problemas, porque si no estamos listo lo que Dios nos da nos destruye. Formación, prepararnos, crecer, venir a las reuniones, formarnos y cuando estoy listo… Hay un dicho que dice que cuando el alumno está listo el maestro aparece y es verdad, porque cuando estés listo la bendición Dios te la manda.
Una cosa es estar hinchado y otra es estar crecido.
Hay muchos ex pastores que están viniendo a nuestra iglesia y no se trata de “yo hice”, “yo era”, acá no se trata de que te hinches sino de que crezcas.

A veces Dios nos da cosas de la nada. David fue más grande que Salomón, porque Salomón tomó todo heredado pero David lo hizo desde abajo.
Y a veces Dios no nos da cosas por herencia porque cuando la recibís sin haber hecho nada sentís que te lo merecías, pero cuando lo peleaste desde abajo valoras las cosas. El que salió desde abajo, y la peleó desde abajo las cuida, David salió de pastor de ovejas, fue millonario, valoró, decía: Señor mi bien está en ti, todo lo que tengo es tuyo.
A Salomón se le subió a la cabeza porque heredó y cuando heredas no valoras lo que es de Dios, por eso necesitamos crecer más que el problema; si tu problema es grande si tu desafío es crecer más que tu problema para estar listo para la bendición que Dios te va a dar.

¿Cuántos teníamos amigos hace cinco años atrás que ya no son más amigosí No son más tus amigos porque creciste más que ellos y ahora hay otros temas de interés; y ves a tus amigos y se quedaron estancados, pero vos seguiste creciendo.
Si te engañaron, si te desilusionaron, tenés que crecer y volar por encima de tu obstáculo.

Tengo que ser formado en velocidad y resistencia.
Hay problemas que son de cien metros y problemas que son maratón.
-Unos hay que resolverlos rápido: rápido para actuar, rápido para moverse,  oportunidades que Dios te da y tenés que usar velocidad.
“Ay, no sé, estoy viendo y orando para que su tiempo se manifieste en mí” Y perdiste la oportunidad porque sonó el disparo y no corriste.
Estuve averiguando a gente que hace entrenamientos de maratón  y me dijeron que en carrera de cien metros tenés que respirar poco, o sea aguantar la respiración y correr. Es muy difícil que te distraigas porque es rápido, es breve y llegas a la meta. La diferencia entre el primero y el segundo son milésima de segundos. Por eso hay problemas que son de velocidad, hay resolverlos rápido, moverse rápido, hay peleas que hay que perdonarlas rápido, personas que hay que sacársela rápido, bendiciones que hay que tomarlas rápido.
-Otros problemas que son maratón que no hace falta velocidad, hay que tener aguante.
En la maratón no hay que salir rápido porque tus fuerzas mejores las tenés que guardar para el final.
Hay sueños que se alcanzan vía maratón, tenés que ser persistente, resistente. Hay sueños grandes que Dios te los va a dar poco a poco; hay problemas que los vas a quebrar poco a poco.
Hay problemas que los vas a quebrar en velocidad y otros en resistencia  pero todos los problemas los quebraremos en el nombre de Jesús.
Edison para hacer la lamparita estuvo más de tres años, fracasó más de diez mil veces. Trabajaba veinte horas por día con todo su equipo, pero llegó a descubrirla  porque sabía que el problema que tenía era maratón.
Cuando sabes que tenés un problema maratón tenés que entrenarte en resistencia, movete sin miedo.
Leía de un hombre en Estados Unidos que fue a jugar al tenis y le agarró un paro, se cayó. Se le acercó el amigo y dijo: “Llamen a la ambulancia” Cuando llegaron la ambulancia estaba muerto y el médico le dijo: “Está muerto, ¿por qué no le hizo respiración boca a boca, masaje preinfarto?”
Porque tenía miedo de romperle las costillas, y el médico le dijo: “con la costilla rota podía seguir viviendo, ahora se murió”.

Hay problemas que hay que resolverlos rápido, sin miedo, aunque se rompa una costilla.
Debo ser formado en velocidad y resistencia.
Todo obstáculo me va a desafiar a que yo crezca más que mi problema.
Cuando te deprimiste, tu problema creció más que vos; cuando te ofendiste, tu problema creció; pero cuando decís: “Tengo problemas pero soy más grande que mi problema, a veces lo resolveré rápidamente y a veces con resistencia pero todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

  1. Debo descubrir el punto débil de mi problema.
Todo plan del diablo tiene  una falla.  Jericó tuvo una falla, “una prostituta llamada Rahab”. Satanás levantó tu problema pero siempre falla y tenés que tener sabiduría para ver dónde está la falla, dónde lo puedas quebrar.
Camino, hay una pared, me choco, me caigo, me levanto, sacudo el polvo y sigo caminando; me choco, me caigo, me levanto, sacudo el polvo y vuelvo a caminar, y me vuelvo a chocar… Eso no es persistencia.
Camino, choco contra la pared, me caigo, me levanto, me saco el polvo, tomo un pico y le pego a la pared por el costado; me caigo y vuelvo a levantarme, sacudo el polvo, tomo una pala y le doy a la pared tantas veces hasta que la derribo, y si no puedo voltearlo tomo dinamita, y si no lo logro busco gente que me ayude a ver como lo derribo.


Persistencia es moverse con sabiduría, no es hacer siempre lo mismo.

Leí sobre una raza de perros que pesa 23 kilos, cincuenta centímetros de altura, que son perros de pelea y destruyen a cualquiera. Dice que pelean y mientras van mordiendo descubren el punto débil de su oponente y cuando se lo descubren le muerden el punto débil y hasta que no se muere no se detienen.
Tenemos que ser como esos perros, descubrir el punto débil al enemigo hasta destruirlo y para eso necesitamos sabiduría divina.
Orá: “Padre enseñame a que no sea cabezón de hacer siempre lo mismo para obtener los mismos resultados, si ya probé por acá y no funcionó, pruebo por acá, pero enseñame cómo puedo resolver mi obstáculo”.

Jesús nunca sanó dos veces de la misma manera porque no usó fórmulas, pero nosotros usamos métodos iguales, por eso necesitamos sabiduría y Dios la da cuando oís un mensaje, al leer la Palabra, cuando estás con una persona ungida.
-Un día el pueblo iba caminando y llegó a unas aguas que estaban amargas, Moisés preguntó a Dios qué hacía y Dios le respondió: “corta un árbol y tiralo en el agua” y así las aguas se endulzaron. ¡Eso es muy loco!
-En otra oportunidad había veneno en la comida y Eliseo dijo: “Traigan harina”, la echaron a la comida y no hubo más veneno.
Pedí sabiduría al Señor.
Cuando oigo, la Palabra de Dios se choca con mi fe, se produce una explosión y las montañas vuelan al mar. Sabiduría y fe son dinamita, es la combinación de la dinamita de Dios.
Por eso tenemos que desprogramarnos de todas las cosas estúpidas que nos enseñaron, que no funcionan y que al cuestionárselas a alguien se enoja. Por ejemplo:
  1. “el hombre es cabeza de la esposa”
En la Biblia cabeza no quiere decir líder sino fuente. De Dios salió Cristo, de Cristo salió el hombre y del hombre salió la mujer; habla de origen no de jerarquía.
Un matrimonio funciona por compañerismo: los dos mandan, los dos tienen las mismas libertades y derechos.
¿Porque hemos tenido divorcio tras divorcio, infidelidad, engaño en los matrimonios cristianosí Porque nos enseñaron esa estupidez, el hombre es la cabeza, la mujer es el cuello, el hombre manda, la mujer obedece, en vez de enseñarnos que los dos son un equipo y si se divorcian lo hacen los dos o siguen los dos.
  1. “sufrir por Cristo”
Si tenés un problema “hay que sufrir por Cristo”  ¡No! Los problemas tenés que resolverlos no aguantarlos.
Hay problemas que son maratón, pero mientras decí: “Padre dame sabiduría para  dinamitar este problema, lo tengo que resolver. Dame una palabra que choque con mi fe, haga dinamita y las montañas vuelen”. Jesús dijo “La montaña es grande, tu fe es pequeña, pero si tu fe -como una semilla- se conecta con mi Palabra, es dinamita y las montañas vuelan en gente de fe”.
El único sufrimiento que la Biblia habla de sufrir por Cristo es cuando, injustamente, se burlan de vos: “Ah, sos cristiano, te echamos del trabajo”, “Ah, sos cristiano te sacan la plata, te lavaron la cabeza” Eso es persecución.
Hechos dice que a Pedro lo latigaron, lo perseguían por Cristo y ellos salían gozosos, porque ese sufrimiento hay que gozarlo.
Es el único sufrimiento. “Bienaventurados cuando os vituperen y os persigan en mi nombre, mintiendo contra ustedes”, dijo Jesús.
Te persiguen, se ríen, te dicen: “tonto, vas a la iglesia, qué vas a hacer ahí”, esa persecución gozala en el Señor y resolvela.

  1. “hay que ser pobres”
Mandamos en la red apostólica por Internet el mensaje de prosperidad y era impresionante la cantidad de correos que dicen: “Pastor, ahora entendí que Dios quiere que prospere porque me dijeron que tenía que ser una rata glorificada”.Una mujer me dijo que le enseñaron en la iglesia que iba que tenía que pedirle a Dios su necesidad y cuando Dios le daba más de lo que ella necesitaba, eso que sobraba era del diablo y tenía que darlo a la iglesia. ¡Diablo es el que te lo dijo! Porque Dios te da más abundantemente de lo que pedís para bendecir al pueblo y para vos también.
“Ay! Porque ahora hablan de éxito, de metas, de sueño” Sí, ese es el mensaje de Dios que gobernemos la tierra, que caminemos en victoria, Dios dijo: “hagamos al hombre
hagamos juntos, pero señoread la tierra, mandá vos, no dijo señoreemos.
Tenemos que tener un mensaje de éxito, de metas, de sueño, de alcance, la iglesia no fue echa para el cielo, fue hecha para la tierra, para que la tierra conozca a sus verdaderos dueños, el pueblo de Dios.

  1. “soy una cucaracha glorificada, no soy nada sin ti, soy una porquería, “siervo inútil”.
No sos a imagen del Señor. Cada vez que Dios hablaba con un hombre lo primero que hacía era hablarle de él, porque cuando conocés a Dios sos como El.
  1. Tengo que tener ánimo.
 Tener ánimo porque te puede picar un mosquito pero si no tenés ánimo te hundís; el ánimo del hombre soportará su enfermedad, más quien soportará al de corazón angustiado.Eso es lo que quiere hacer Satanás, quebrar tu corazón, angustiarlo, porque si te roba el ánimo, te roba todo. Y Satanás quebranta los corazones con dolor, con resentimiento; nunca pongas en tu corazón una conversación que te lastime, porque va a lastimar tu corazón; nunca una palabra que te humille la bajes a tu corazón porque lo va a angustiar, y quién soportará al de corazón angustiado. No lo aguanta nadie!
Jesús dijo que el sembrador salió a sembrar y parte de la semilla cayó en los pedregales, pero la raíz no pudo crecer porque debajo de la tierra había roca.

Las rocas son heridas, tenés que mantener tu corazón sano, no bajes nada que lastime a tu corazón, no pongas a nadie en tu corazón, no confíes en nadie, Jesús debe gobernar tu corazón. La raíz de la palabra no pudo crecer porque hay corazones heridos que tienen piedras, piedras en el corazón, y eso les ha robado el ánimo.
No permitas que las experiencias negativas, las palabras hirientes entren en tu corazón, cuidá tu ser interior, nadie lo debe envenenar.
“Cuidaré mi hombre espiritual con el ánimo de Dios”.

No permito que las cosas entren en mi interior.
Cuando éramos chicos un palo de escoba era un cohete, y qué nos pasaba, los objetos tenían vida, por eso cuando perdíamos un juguete llorábamos, porque tenía vida. Y muchas personas grandes piensan lo mismo: “cuando tenga el coche, cuando tenga la casa” y cuando lo tenés te duró dos días la alegría porque después querés otra cosa. Y te das cuenta que las cosas no tienen vida, lo que hacíamos de chico, era que nosotros le poníamos vida a las cosas.
La vida no está en las cosas, la vida está dentro tuyo. Y podés ponerle vida a las cosas que realmente valen la pena que son las cosas del Señor.
Nunca hagas nada para que la gente te recuerde porque la gente tiene memoria corta.

Moisés iba caminando y una zarza ardía, que ardiera en el desierto era común porque el sol calentaba y ardía, pero se dio cuenta que no se consumía, no se quemaba. Cuando se acerca, Dios le habla.
¿Por qué Dios le habló? Porque se acercó.
¿Querés que Dios te hable? Acercate.
Dios no le habló a Moisés antes, porque Moisés le daba la espalda, pero cuando Moisés se acercó y le dio la espalda a todo lo demás, Dios le habló.
Dale la espalda a todo, y Dios hablará cara a cara contigo.
  1. Estoy conectado con un sueño más grande que mis problemas.
Cada vez que tengas un obstáculo recupera el sueño final y vas a ver que el sueño que tenés es una pavada.
Tenés que tener un sueño más grande que vos mismo, que te trascienda; el sueño que abraces esa será tu naturaleza. Cuando el sueño es grande, grande es tu corazón.
Hay gente que se pelea por estupideces, porque el obstáculo lo que quiere hacer es robarte la energía y tu energía tiene que estar en el sueño que Dios te dio.
Cuando José estuvo en el pozo, dijo: “Pozo no es mi sueño”.
Cuando estuvo en la cárcel, dijo: “La cárcel no estaba en mi sueño”.
Cuando la mujer lo quiso violar, dijo: “Violación no estaba en mi sueño”.
En mi sueño estaba gobierno.

Abrazá sueños grandes y mantené tu energía concentrada allí, en las cosas grandes.Cuando me bajoneo, yo pongo mi sueño, mi sueño es ver multitudes llegando a Cristo.
Poné tus sueños en cosas grandes.
Caleb tomó Hebrón, el monte más alto. Tenés que tomar lo más alto, tenés que tener sueños grandes, y Dios va a activar dos cosas: Don y Manifestación.
Don es para los demás (don de milagros, de sanidades); pero
Manifestación es para vos.

Y hay gente que siempre ha soltado dones para los demás pero para sí nada. Cuando tenés un sueño grande, Dios dones para bendecir y manifestación para provecho personal.
Don y Manifestación se activan cuando el sueño es grande: Padre bendícelo y bendíceme; úngelo y úngeme; prospéralo y prospérame.

Hay tres voces a las que tenés que reaccionar:

1-La Voz de Dios. Tenés que saber a qué voz vas a reaccionar, por ejemplo, si mi esposa reacciona a la voz de la mamá, yo estoy en serios problemas; si mi hija responde a la voz de la amiga antes que a mi voz, estoy en serios problemas. Tenés que saber a qué reaccionar y primero tenés que reaccionar a la voz de Diso. Hay gente que viene, oye la voz de Dios pero no reacciona a esa voz.
Dios el dijo a Abraham “Detente”, cuando iba a matar a Isaac, imaginate que si no hubiese reaccionado a la voz, mataba a su hijo. Hay gente que oye pero no reacciona a la voz y no hace nada. Pero otra gente escucha y reacciona a la voz de Dios.

2-La Voz de tu pastor. La voz de tu líder espiritual, siempre tu pastor va a hacer dos cosas con tu vida:
-va a sacar de tu vida lo que vos no ves -ese es un verdadero pastor, el que saca de adentro tuyo lo que vos ni sabes que estaba dentro tuyo-
-está para corregirte. Dice Salomón “corrige al sabio y te amará”. Cuando tu lider espiritual te corrige es porque ya Dios te lo había dicho antes y no le diste atención, por eso tiene que poner al hombre; cuando alguien te corrige es porque ya Dios te lo había dicho pero no escuchaste primera voz, entonces te manda segunda voz.

3.Tu Voz. Tenés que oírte a vos mismo también, porque dentro tuyo está la unción y el Espíritu Santo de Dios.
Hay gente que dice: “yo me sujeto a Dios, oigo lo que Dios me dice y ya está” No, tenés que oír la voz de tu líder. (Sé que en este punto se ha manipulado mucho y se ha lastimado a mucha gente “yo soy el pastor, hacé lo que yo te digo”) Yo no estoy para que vos hagas lo que yo te digo, estoy para corregirte y para mostrarte cosas que están dentro tuyo que ni vos sabes, y que la palabra nos dice. Tenemos que movernos en la voz del Señor.
El problema que tenemos es un paso que nos va a acercar al sueño grande que tenemos.

Frente a todo obstáculo El estará conmigo.
Dice el Salmo 8: Señor qué es el hombre para que tengas memoria.
Y la palabra memoria quiere decir, en el original, pensar las veinticuatro horas.
David estaba en el monte y le dice: “Señor quién soy yo -pero no como rebajandose- para que Tu pienses en mi las veinticuatro horas”
¿Sabías que Dios piensa en vos las veinticuatro horas?
David siempre fue solitario, cuando fueron a ungir al rey, no lo llamaron, estaba solo con las ovejas y escribió Jehová es mi pastor, nada me faltará, en lugares de delicados pastos me hará descansar, junto aguas de reposo confortará mi alma …” Y cuando terminó se escuchó “Me…” Sólo. Cuando estaba en la cueva, sólo; pero descubrió algo que le hizo vencer los obstáculos: “Señor tu estás pensando en mí, cuando me despierto estás pensando en mi, cuando tengo un problema Tu estás pensando en mi”.
Dios piensa las veinticuatro horas en vos, y tu oración tiene que ser “Señor, yo quiero saber qué pensás de mi”. Eso hizo que David venza todo obstáculo.

Señor quién soy yo para que pienses en mi,
 cuando estabas solo pensabas en mí,
cuando me alejé, pensabas en mi,
 cuando vinieron las pruebas, pensabas en mí,
nada nos separá del amor de Dios.
Frente a ese obstáculo, Dios va a pensar en vos. Cuando estemos comiendo, cuando vengan pruebas, cuando durmamos, cuando nos despertemos, cuando nos enojemos, El estará pensando en nosotros.
Eso te tiene que sostener. Jehová piensa, es mi Señor. Quién soy yo para que hayas creado todo esto tan hermoso pero pienses en mi.
¿Sabés como Dios creó el universo? Pensando en vos, dijo “Sea la luz, porque me gustaría que no camines en oscuridad; pero no me gustaría que vuele, ni se arrastre porque no es un animal, entonces dijo sepárense las aguas de la tierra para que pueda caminar. Le voy a dar semilla, produzca la tierra hierba, y le voy a dar animalitos para que la naturaleza esté linda y la pase bien”.
Todo lo creó pensando en vos. ¿NO te asombra eso? Cuando descubrís que El creo todo pensando en vos y en mi, eso te tiene que sostener, El está pensando en vos.


No está solo, El está pensando en vos.

Decile: Gracias Papá, porque en medio de mi problema Tu estás pensando en mi, cuando otros me abandonaron, me rechazaron, cuando el dolor golpeó mi puerta, cuando la injusticia abrazó mi vida, Señor vos estabas pensando en mí, hazme entrar en tu corazón y poder ver tus pensamientos de paz, de amor, de fe. Gracias porque aunque los problemas son grandes creceremos más que esos problemas, enséñanos a no reaccionar a los problemas sino ir a la raíz y resolverlos; danos sabiduría para ver el punto débil al plan satánico; anima nuestro corazón para que nadie nos lastime, que en nuestro corazón haya ánimo, pasión, entusiasmo, gozo, fuerza, victoria, gloria. Recuérdanos los sueños grandes que nos has dado para que esta leve tribulación produzca en nosotros, un cada vez más excelente y eterno peso de gloria. Te adoramos Dios.

Hay que darle la espalda a todo para que puedas acercarte a El y pueda hablar con vos, y darte misión, tarea, propósito, dones, unción y revelación. La palabra del Señor en este momento es Animo.
Animo no es emoción, es la pasión del Señor dentro tuyo, como él se apasiona por nosotros, y piensa que lo lograremos a pesar de equivocarnos, que haremos cosas buenas en Su poder, resolveremos los problemas y cuando la sabiduría de Dios choque tu fe la montaña volará por los aires y seguiremos caminando hacia el propósito que Dios nos dio. Nadie te podrá hacer frente, todos los días de tu vida El estará contigo.
Animo de Dios, los problemas pasarán, porque muchos has vencido ya, y estos también. Levántate! Dios te llama y te envía, y si te llamó con Gloria hará que tu camino sea de gloria. Con Dios nunca se pierde, siempre se gana.
Pastor Bernardo Stamateas

Si este Mensaje de Éxito te ayudó, envíame Tus comentarios a iglesia@presenciadedios.com

Comparte este mensaje con Tus Amigos.
Mensajes de Éxito’ http://www.presenciadedios.com

Si quieres recibir nuestros mensajes, entra aquí y registrate:  Subscribete to [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por EmailPara Publicar tus mensajes, envía tus mails a la siguiente dirección:  devocionalescristianos@gmail.com

Cancelar Suscripción:  devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Para más información de nuestro ministerio: http://www.devocionalescristianos.org

Envía Postales Gratis a tus seres queridos:
http://www.devocionalescristianos.org/postales

Visita nuestros Foros y comparte con nosotros la palabra de Dios y haz nuevos amigos: http://www.devocionalescristianos.org/foro-cristiano/foros/


Enlaces de Devocionales Grupos

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte