DEVOCIONAL – LAS TRAMPAS

Temas-Cristianos-El-EnganoDEVOCIONALES – LA TRAMPA

“Temer a los hombres resulta una trampa, pero el que confía en el Señor sale bien librado.” Proverbios 29:25 (NVI)

Los antiguos cazadores no tenían armas de fuego ni miras telescópicas. Por lo que debían utilizar su ingenio para poder cazar las presas. Como sus armas no eran confiables, usaban métodos alternativos. La más clásica de las trampas era cavar un pozo profundo en la tierra, cubrirlo con ramas y colgar un señuelo para llamar la atención de la presa. Cuando esta se acercaba para tomar el señuelo, su peso no era soportado por las ramas y caía en el pozo. Ya encerrado y sin salida, era fácil presa del cazador.

Las trampas siempre han sido una herramienta muy utilizada para conseguir lo que se desea. Son situaciones ocultas, oscuras, inquietantes que se esconden para dañar. Nunca una trampa tiene como finalidad el beneficio de la presa, siempre el beneficio es para el cazador y a expensas del atrapado.

El hombre más sabio del mundo rescata esta idea y con gran sutileza define una máxima espiritual. Confiar en las personas, es una trampa. Porque el ser humano está condenado a fallar, a fracasar, a mentir y a perjudicar a los otros. Está en su misma naturaleza y no puede evitarlo. Puede disimular por un tiempo, pero a la corta o a la larga, la trampa termina dañando a otros.

Frente a esta realidad, Salomón, recomienda un camino más seguro. Frente a la amenaza permanente que es el resultado de vivir en esta sociedad, podemos confiar en Dios para salir bien librados. Porque Dios no cambia, y siempre permanece fiel. No importa cuantas veces le fallemos, ni lo mal que nos portemos, Él nos sigue amando de la misma manera y nos sigue buscando.

¿Debemos por esta razón descreer de todas las personas y verlas como enemigosí De ninguna manera; lo que recomienda Salomón es a tener cuidado y estar atento. Relacionarnos con todos, pero no depender de ninguno. Trabajar en armonía, pero no depositar toda nuestra esperanza en lo que pueda darnos alguna persona. Porque como es persona, se va a equivocar.

No caigas en la trampa de confiar en la fuente equivocada. Solo Dios es digno de confianza y nunca falla. Acercate confiadamente al Trono de su Gracia, para hallar el oportuno socorro.

REFLEXIÓN – Evitá la trampa, confiá en Dios.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. Mario Concepción

    No hay nada mejor que seguir confiando en absoluto al Dios Todopoderoso.Muchas bendiciones.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

3 Compartir
Comparte3
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte