Echaré la Red por que tu me lo mandas !

Echando la Red según la palabra de Jesús

“Maestro, hemos estado trabajando duro toda la noche y no hemos pescado nada, le contestó Simón. Pero como tú me lo mandas, echaré las redes.” Lucas 5:5

Eran hombres acostumbrados al oficio. Durante generaciones se fue trasmitiendo la tradición oral de cómo pescar en el mar de Galilea. Hombres duros que jamás habían ido a una escuela enseñaban a la perfección el arte de encontrar el cardumen. La comunidad dependía de ello. Si no había pesca, no había comida. Y sin comida, había hambre. Además era su trabajo, y por la pesca obtenían sus ingresos. Todos sabían muy bien lo bueno que era una pesca grande y lo angustiante y terrible de no pescar nada.

Jesucristo pasaba por la orilla y vio que los hombres regresaban fracasados, con la cabeza gacha y sin esperanza. Se habían esforzado toda la noche. Habían buscado el cardumen, pero no había resultado. Esa noche no habían pescado nada. El tren ya había pasado. Cuando salía el sol y el agua se calentaba en la superficie los peces buscaban la frescura del fondo del lago, y se volvían invisibles. Ese día no había nada en la red, y eso era muy malo.

Cuando llegaron a la orilla mojados y cabizbajos les dijo: Echen la red a la derecha. Les resultó un pedido fuera de lugar. Este hombre no tenía pinta de pescador, parecía más un carpintero. ¿Se creía con la autoridad para decirles a experimentados pescadores que tenían que hacer? ¿No era desubicado mandarlos de vuelta a pescar cuando estaban mascullando su enojo por el fracaso que habían tenido?

El planteo enojado de Pedro hubiera sido también el mío. Estuve trabajando muy duro toda la noche y no había nada. Estoy cansado y sin dormir, me pesa la frustración. NO es momento para insistir. Yo se que no hay ningún pez allí. No tengo ganas de probar de nuevo.

Pero había algo en la mirada del Maestro, que hizo que Pedro cambie de intención. Juntaron las redes, remaron nuevamente y a desgano tiraron las redes una vez más. La única diferencia fue que esta vez lo hicieron por que Jesús lo mandaba. Y el resultado fue maravillosamente exitoso. ¿Estás como los discípulos hoy: fracasado y con ganas de tirar la toalla? Jesucristo vuelve a decirte: Volvé a tirar la red, pero ahora en mi nombre. El efecto fue que dejaron la fortuna en la playa y le siguieron.

REFLEXIÓN Hay poder en la orden de Dios.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

3 comentarios

  1. Bartolo,Cortés.

    Hola hermanos es una palabra que anima mucho mi vida de volver a tirar la red pero que ahora debo hacerlo en el nombre de Jesús.
    Bendiciones.

  2. Jaime Luna Casillas

    Sí, confiemos en Dios, pues Proverbios 3:5-8 dice

    5 Fíate de Jehová de todo tu corazón,
    Y no te apoyes en tu propia prudencia.

    6 Reconócelo en todos tus caminos,
    Y él enderezará tus veredas.

    7 No seas sabio en tu propia opinión;
    Teme a Jehová, y apártate del mal;

    8 Porque será medicina a tu cuerpo,
    Y refrigerio para tus huesos.

  3. ESTE DEVOCIONAL ES UNA BENDICION PARA MI.

    GRACIAS HERMANO DANY.

    QUE NUESTRO MAESTRO LE CONTINUE BENDICIENDO

    SALUDOS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

28 Compartir
Comparte28
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte