CONSEJOS CRISTIANOS – CÓMO CAMBIAR EL [MAL] CARÁCTER

CONSEJOS CRISTIANOS – CÓMO CAMBIAR EL [MAL] CARÁCTER

«Soy un joven que me casé… con una mujer que tenía dos [hijas]. El mayor de los problemas es que yo tengo mal carácter, por [lo que] me enojo [fácilmente]. [Pero] nunca la he golpeado. Cuando salimos de paseo, la niña pequeña siempre regresa llorando, y eso me molesta demasiado.

»Quisiera que me aconseje cómo cambiar el carácter.»

Este es el consejo que le dimos:

«Estimado amigo:

»Es interesante que usted ha llegado a comprender que tiene el deseo de cambiar, pero que no ha logrado hacerlo hasta ahora por su propia cuenta. El enojo lo lleva adentro, y no ha podido dominarlo.

»No siempre el enojo es algo malo. Debiéramos enojarnos a causa de que hay personas alrededor del mundo que se están muriendo de hambre y gobernantes corruptos que persiguen y matan a su propio pueblo. Y debiéramos sentir enojo cuando los que cometen delitos no reciben ningún castigo y cuando los niños son víctimas de abuso.

»Pero el enojo que usted lleva adentro no es enojo que se justifica; no tiene ningún buen propósito. Al contrario, causa problemas en su familia. Entonces ¿por qué no ha podido usted dominarlo? El apóstol Pablo contestó esa pregunta hace dos mil años cuando dijo: “Y si hago lo que no quiero, ya no soy yo quien lo hace sino el pecado que habita en mí.”1

»El pecado no es un concepto popularmente aceptado. Algunos creen que es arcaico o condenatorio. Pero es el pecado lo que nos impulsa a todos a hacer cosas que no quisiéramos hacer. Y nos induce a no hacer lo que sí queremos hacer. Es el producto de la naturaleza pecaminosa con la que nacimos todos. Usted describió perfectamente los síntomas de esa naturaleza pecaminosa: no poder cambiar lo que uno quiere cambiar.

»Está bien que asista a grupos de apoyo para personas que están luchando por dominar el enojo, y que haga determinados ejercicios que lo ayuden a dominarlo. Sin embargo, el paso más eficaz que puede dar es pedirle a Dios que le perdone su pecado y que tome el control de su vida. Después que Él lo haya limpiado de todo ese pecado, usted tendrá que seguir esforzándose por dominar su enojo. Pero tendrá a Dios en su vida para ayudarlo. Él le recordará lo que de veras importa. Le recordará que cosas insignificantes como el llanto de los niños pueden ser enojosas, pero que son de esperarse. Le ayudará a recordar que necesita concentrarse en las cosas buenas y no en las cosas malas. Y lo ayudará a cambiar por completo su perspectiva de la vida, que a su vez mitigará el enojo que usted siente.

»Dios nos ama lo suficiente como para darnos soluciones a nuestros problemas. Esas soluciones podemos encontrarlas cuando cultivamos una relación personal con Dios. Él envió a su Hijo Jesucristo a este mundo a tomar nuestro lugar al morir en la cruz por nuestros pecados. ¡Aproveche lo que le ofrece!

»Le deseamos lo mejor,

»Linda y Carlos Rey.»

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

3 comentarios

  1. Hola, DIOS nos ha dado muchos dones, pero tenemos que trabajar con FE para apropiarlos en nuestra vida, es importante que le confies a DIOS tus emociones, pidele que te controle para que te des cuenta antes de explotar. Análisa en tu vida que es lo que te ha estado molestando ultimamente y muere a ello. El enojo muchas veces es también insatisfacción, no ponerte en el lugar de los demás y querer que todos hagan las cosas como tú quieres, pidele a DIOS un cambio de actitud, amor y misericordía para tu projimo. Lo más importante ya lo tienes que te das cuenta que tienes que entregar esa área de tu vida. Acuerdate de Filipenses 4:4-9 piensa en cosas positivas DIOS te ama incondicionalmente, y te dará amor por tu projimo cuando se lo pidas. Saludos y recuerda todos hemos pasado por esos tiempos no somos perfectos, más DIOS quiere formar el caracter de CRISTO en nosotros, ahí vamos poco a poco

  2. verdaderamente tenemos que confiar en el,aunque sea algo pequeño,satanas hace que pensemos que Dios no se preocupa por las cosas pequeñas de nuestra vida y asi aunque no lo pensemos el se sale con la suya haciendonos sentir que Dios es semi-omnipotente,Jesus nos ha dicho que el esta con nosotros en todo,eso quiere decir todo,bendiciones muchas hermanos.

  3. María Teresita

    HERMOSA REFLEXIÓM. NO LO HAÍA CONSIDERADO DESDE EL ASPECTO DEL PECADO, CUANDO A VECES UNO HACE COSAS QUE NO DEBERÍA Y QUE CUANDO SE QUIERE HACER LO BUENO NO LO HACEMOS. Y ESTO NO SIGNIFICA QUE NO ENTIENDA LO QUE ES EL PECADO, PERO NO HABÍA CONSIDERADO QUE ALGO TAN TRIVIAL, COMO EL LLANTO DE UN NIÑO, PODRÍA DESENCADENAR UN ENOJO TAN GRANDE Y CON CONSECUENCIAS FAMILIARES, Y QUE CUYO FONDO ES LA EXISTENCIA DE ALGO EN NUESTRO INTERIOR QUE ESTÁ FUNCIONANDO, CONTRARIO A LA VOLUNTAD DE DIOS. DEBEMOS PEDIRLE AL ESPÍRITU SANTO, QUE NOS INDIQUE AQUELLO POR MÁS PEQUEÑO QUE SEA, QUE HACE QUE CONTRARIEMOS LA LEY DE DIOS.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

14 Compartir
Comparte14
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte