Reflexiones Cristianas acerca de la oración – Parte 2

reflexiones-oracion-bible“ESTAD QUIETOS Y CONOCED QUE YO SOY DIOS…” (Salmo 46:10)

Reflexiones acerca de la oración – Parte 2

Entrégale a Dios los pensamientos fugaces. A través de los siglos miles de cristianos han aprendido el valor de las oraciones cortas. Son frases que se pueden susurrar en cualquier lugar y en cualquier situación. Frank Lauback permanecía en comunión constante con Dios mediante algunas preguntas. Cada dos o tres minutos, oraba: ‘¿Estoy haciendo tu voluntad, Señor? ¿Te estoy agradando?’ Imagínate usar cada momento como una oportunidad de tener comunión con Dios. Es interesante que al final de la vida habrás pasado unos seis meses parado ante los semáforos en rojo, ocho meses abriendo la propaganda que llega por correo, año y medio buscando algo que no encuentras y cinco años esperando en colas. ¿Por qué no dar esos momentos perdidos a Diosí Al entregarle esos pensamientos fugaces, lo cotidiano se transforma en algo sublime. Pequeñas oraciones como ‘Gracias, Padre’, ‘Creo en tu Palabra’ o ‘Quiero agradarte’, pueden convertir el viaje por la vida en un peregrinaje. No tienes que salir del despacho, ni que arrodillarte en la cocina. Ora ahí donde te encuentras. Haz que la cocina se convierta en catedral y el aula en capilla.

Entrégale a Dios los últimos pensamientos del día. Al final de la jornada, haz que tu mente se concentre en Él. Acaba el día como lo empezaste: hablando con Dios. Dale gracias por lo bueno; pregúntale acerca de las dificultades que has tenido, busca Su misericordia y Su fortaleza. Al cerrar los ojos, descansa confiado en la promesa: “…El que te guarda… no se adormecerá ni dormirá…” (Salmo 121:3-4). Si te duermes mientras oras, no te preocupes. ¿Qué mejor lugar hay para quedarse dormido que en los brazos del Padre?

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

249 Compartir
Comparte244
WhatsApp
Tweet
+15
Pin
Email