Egoismo dos jovenes biblia

¿Cómo Anda Tu Nivel De Egoísmo?

¿Cómo anda tu nivel de egoísmo?

Los seres humanos tenemos una naturaleza tendiente al egoísmo, lo cual por supuesto no es desconocido, de hecho podría decir que las personas que no son egoístas son pequeñas excepciones a la regla.

Hay diferentes niveles de egoísmo pero la esencia es la misma, así encontramos personas que asesinan en su deseo de conseguir la satisfacción de su ego, no les importa que otros mueran con tal de ellos tener fama o reconocimiento. Hay quienes no son sensibles a las necesidades ajeas, aún de su propia familia, solo piensan en que las suyas sean suplidas primero, no importa si para los demás pueda haber provisión o no.

Estos son casos evidentes y extremos, pero que hay de quien no piensa en que su esposa necesita ser amada con ternura y no ve más allá de su propio desahogo, que hay de la esposa que solo piensa en liberarse de su estrés del día y le descarga todas las quejas a su esposo, mientras él espera un cena
tranquila.

Que podemos decir de quien no alcanza a identificar la sensibilidad de otros y no regula el tono de su voz, ni sus expresiones faciales, y sin embargo espera
ser siempre comprendido porque así es su carácter y no lo piensa cambiar. Qué hay de aquel bromista crónico que no se detiene en sus risas burlonas, ni en sus juegos de mal gusto aún cuando se encuentra en un lugar donde se tiene un duelo. Acaso estas personas no son egoístas, muchas veces solo pensamos que es  egoísta quien no comparte sus bienes materiales, como en el caso de los niños que no prestan sus juguetes, pero en realidad lo somos todos cuando anteponemos nuestros intereses desmedidamente sea cuales fueren, sin cuidar los de los demás.

En la Biblia encontramos muchas enseñanzas que tratan de contrarrestar el egoísmo, pero no las llevamos a lo profundo de nuestro corazón la mayoría de
las veces, recordemos dos de ellas:

Mateo 22:37-39 “37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

El egoísmo por supuesto se trata de un amor exagerado de una persona por sí misma, por tanto si se siguiera esta enseñanza al pie de la letra, estas
personas amarían mucho a su prójimo, lo cual tendría como consecuencia un equilibrio. Por otro lado encontramos la maravillosa regla de oro que revolucionó nuestro amado Señor Jesucristo:

Mateo 7:12 “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.”

Y es que nosotros casi siempre pensamos en la regla de oro como el no hacer con los demás lo que no queramos que hagan con nosotros, pero el Señor nos dice que se trata de sí hacer, por tanto se rompe con todo egoísmo cuando adoptamos esta regla, porque si yo quiero atención, entonces daré atención a los demás, si mi interés es satisfacer mis necesidades de cariño y reconocimiento, entonces supliré estas necesidades en los otros, si yo quiero ser comprendido, me empeñare en comprender, si yo quiero ser amado amaré, etc.

No puedo evitar preguntarte ¿cómo anda tu nivel de egoísmo? Y también ¿qué tanto te esfuerzas en cumplir el segundo mandamiento más importante y la
regle de oro?

Ten la seguridad de que si pones un poco más de esfuerzo en cumplir con estas enseñanzas, tus relaciones personales mejorarán y tu paz será mayor,
decídete, empieza ya, no te tardes.

Dios les Bendiga.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Antonio Morales Anell

Líder de Varones, Responsable del Área Educativa y Relaciones Públicas en la Agrupación Religiosa Iglesias Cristianas de Restauración y Vida en México. En el último año he trabajado con mucha dedicación en la serie “Aprendiendo Buenas Características”, el cual a esta fecha consta de 170 devocionales relacionados precisamente con buenas características que como cristianos debemos aprender. Esposo de la Presbitera Isabel Cristina Hernández García.

4 comentarios

  1. yaritzamarbellysbrenesgarcia

    soy yaritza quisas dios no nos ha cambiado en esa area nesesitamos mas de dios sabemos que el egoismo es algo que pasa en los seres humano yo le pido muncho al espiritu santo que me ayude acambiar y ser mejor como cristiano

    • Antonio Morales Anell

      Hola Yaritza, sin duda el Espíritu Santo te ayudará a cambiar, sin embargo hay cosas en las que se trata de tomar decisiones y el Espíritu Santo nos ayuda a mantenernos firmes, por tanto si tu tomas las decisiones de cambio verás entonces tu transformación, Dios te bendiga y gracias por tu comentario.

  2. Irasema Palma Galmiche

    Buena reflexión y creo que aún tengo un alto nivel de egoísmo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

157 Compartir
Comparte146
WhatsApp
Tweet
+111
Pin
Email