Espera En El Señor Según La Biblia

Espera En El Señor Según La Biblia

“ESPERA CON PACIENCIA AL SEÑOR; SÉ VALIENTE Y ESFORZADO…” (Salmos 27:14 NTV)

Cuando miramos hacia atrás nos damos cuenta de que:

1) Dios tenía algo mejor para nosotros.

2) No éramos lo bastante maduros en ese momento para manejar lo que le estábamos pidiendo.

Solemos pensar que estamos listos, pero Dios sabe cuándo lo estamos. Más de 40 veces en la Biblia se nos pide que “esperemos en el Señor”. Aprender a esperar es una prueba de madurez. Scott Peck escribe: “Aplazar la gratificación es un proceso de graduar el dolor y el placer de la vida, de tal manera que podamos incrementar el placer cuando experimentemos primero el dolor y lo superemos… Es la única forma correcta de vivir”.

El hecho de esperar nos obliga a aceptar que no estamos en control. Y nos hace más humildes, algo tan necesario. Considera al trapecista: durante un segundo —que debe parecerle una eternidad— está suspendido en la nada. No puede volver atrás y todavía no lo ha agarrado el otro trapecista. Tiene que esperar en absoluta confianza. Tal vez estés ahora en ese mismo punto de tu vida. Has soltado lo que Dios te pidió que dejaras pero no puedes sentir su mano agarrándote todavía. Moisés esperó ochenta años un ministerio que duró cuarenta, es decir, se pasó dos tercios de la vida capacitándose. Jesús pasó treinta años preparándose para un ministerio que duraría tres años y medio. Desde la perspectiva divina, tu vida no se mide por los años sino por la efectividad y la influencia que tienes en Su reino. Por lo tanto, espera con buena actitud; el Señor no te decepcionará.

“CON PACIENCIA ESPERÉ QUE EL SEÑOR ME AYUDARA” (Salmos 40:1 NTV)

El salmista escribió: “Con paciencia esperé que el Señor me ayudara, y Él se fijó en mí y oyó mi clamor. Me sacó del foso de desesperación… Puso mis pies sobre suelo firme y a medida que yo caminaba, me estabilizó. Me dio un canto nuevo para entonar, un himno de alabanza a nuestro Dios. Muchos verán lo que Él hizo y quedarán asombrados…” (Salmos 40:1-3 NTV). Esperar es confiar en que Dios sabe lo que está haciendo, incluso cuando no te da toda la información. A lo mejor eres soltero y estás buscando a alguien con quien compartir tu vida. O estás a punto de entrar en una relación, pero sabes que no le agradaría Dios; esa no es la persona adecuada, puesto que no comparte tus valores, tus metas ni tu compromiso con Cristo.

O tal vez estés siendo presionado a tener relaciones sexuales antes de casarte. Probar el producto antes de comprarlo es normal en el mundo, pero sabes que no es así con Dios. Quizás estés pensando ‘Estoy harto de esperar. Voy a satisfacerme con lo que me plazca y luego me preocupo de las consecuencias’. Sansón hizo eso y acabó perdiendo la vista, la fuerza, la reputación, la libertad y la vida. ¡Espera lo mejor de Dios! Ora: ‘Señor no quiero ser parte de ninguna relación que no te honre, que me vaya a herir y que traiga dolor a las vidas de otros. Tú dices que los planes que tienes para mí son buenos. Por lo tanto, aunque a veces siento que nadie entiende lo duro que es, confío en Ti y espero con paciencia’.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

303 Compartir
Comparte293
WhatsApp
Tweet
+18
Pin2
Email