EL JUZGAR A LOS DEMAS Mateo 7: 1-6

No juzguéis, para que no seáis juzgados, porque con el juicio con que juzgáis seréis juzgados, y con la medida con que medís se os medirá. ¿Por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?

¿O cómo dirás a tu hermano: ¿Déjame sacar la paja de tu ojo, cuando tienes la viga en el tuyo?

¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.

No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen y se vuelvan y os despedacen.

¿Dejemos los juicios de Dios en las manos de Dios. Él es nuestro Creador y dará a cada cual su recompensa?.