¡DAME FUERZAS, SEÑOR!

He venido a Ti, Señor, para que me toques con tu mano antes de comenzar el día.

Descansa un momento tus ojos en mis ojos y deja que me lleve a mi trabajo la certeza de tu presencia!

Dame fuerzas, Señor, para llevar ligero mis alegrías y mis pesares.

Dame fuerza para que mi amor de frutos útiles.

Dame fuerzas para no renegar nunca del pobre ni doblar mi rodilla al poder del insolente.

Dame fuerza para levantar mi pensamiento sobre la pequeñez cotidiana.

Dame, en fin, fuerza para rendir mi fuerza, enamorado, a Tu voluntad.

BENDICIONES PARA TI!

Enlaces de Devocionales Cristianos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí