¡NO ES MALA PALABRA!

Queridas amigas:  

¡Qué gusto es llegar de nuevo hasta donde se encuentran con palabras de aliento e inspiración!  

Para introducir el tema que nos ocupa hoy, déjeme preguntarle: ¿Es usted de las que piensa que «soledad» es una mala palabra?

Sin duda sus letras producen diferentes reacciones en nuestro ser. Por mucho tiempo lahemos asociado a eventos tristes y a pérdidas. Sin embargo, en lo que comparto en el artículo destacado de hoy encontramos que pudiera convertirse en una fuente de fortaleza espiritual:  

El tiempo a solas nos ayuda a centrarnos en el amor eterno del Padre Celestial. Una mirada honesta el interior nos ayuda a considerar los «malos pasos»; la auto evaluación nos lleva al arrepentimiento. El encuentro con el Señor nos fortalece para la prueba y nos llena de poder. Aquietar nuestro ser nos ayuda a escuchar lo que Dios quiere decirnos. Enfin, la soledad en presencia de Dios nos ofrece inmensas posibilidades de acercamiento anosotras mismas y al Padre. ¡Es nuestro deseo que cada día gocemos con mayor intensidad la presencia amorosa de nuestro Dios!
 
Noviembre 24, 2006  

La lógica del fracaso

No nos desanimemos por algún fracaso que nuestros discípulos puedan tener; los resultados se miden por su peregrinaje, no por un evento…. Leer todo el devocional

Soledad acompañada por Marilú de Segura Soledad. Asociamos sus letras con tristeza, abandonoy nostalgia de aquello que pudo haber sido y no fue. Sin embargo, también puede entenderse como una oportunidad de crecimiento y madurez espiritual. Hay un aspectoque…Leer todo el artículo  
Pasión irreprimible
por David Wilkerson
«El fuego de Dios en mí ha estado reprimido por mucho tiempo. Mas, ahora no lo puedo detener por un instante.» David Wilkerson, partiendo de la lucha particular de Jeremías, reta a quienes se encuentran en una lucha…. Leer todo el artículo

Cuando el trabajo se pierde por Carlos Pinto Toda situación inesperada puede provocar una crisis tanto en la persona que lo experimenta como en su familia. Cuando se pierde el trabajo, la seguridad de contar un salario… Leer todo el artículo

Producido y editado por DesarrolloCristiano.com, un ministerio de Desarrollo Cristiano
Internacional.