SALMO 126:3 "Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; Estaremos alegres."

La Biblia nos enseña la necesidad de vivir cada día con tal intensidad como si fuera nuestro último día. Para ser sinceros nadie puede saber, al acostarse, si se va a levantar a la mañana siguiente con vida. Cada día es especial, único e irrepetible trayendo sus alegrías y tambien sus problemas y tristezas. Como cristianos podemos empezar cada día y caminar con seguridad confiando en la fidelidad del Señor. Los cristianos vivimos con esperanza y fe dependiendo de la Gracia de Dios. El pasaje de hoy nos dice que porque el Señor hizo grandes cosas estaremos alegres. ¿Por qué alegrarse de lo que Dios hizo en el pasado? La respuesta es muy sencilla: La fidelidad de Dios para con nosotros en el pasado es nuestro certificado de garantia de su actuación en el presente.
Si Dios fue fiel ayer tambien lo será hoy, si El hizo en el pasado grandes cosas puede repetirlas y aún aumentarlas hoy. Nuestra alegría no puede estar basada en lo que vemos o tenemos, pues ellas son temporales y pueden desaparecer en un solo instante. Nuestra alegria está depositada en Aquel que es capaz de resucitar a los muertos y tiene todo poder sobre cada uno de nuestros problemas actuales. La angustia y la depresión cada día afecta a más personas, incluso a cristianos descuidados, que no utilizan sus armas espirituales y no hacen memoria de la fidelidad del Señor en el tiempo pasado. Nunca lo olvide: Si El lo ha hecho una vez en el pasado ¡puede hacerlo otra vez hoy!

Ritchie Pugliese