Inicio » Liderazgo Cristiano » Liderazgo Cristiano – Porqué las personas tienen pésimos equipos?

Liderazgo Cristiano – Porqué las personas tienen pésimos equipos?

¿Porqué las personas tienen pésimos equiposí

Estaba pensando mucho en este aspecto porque algunos líderes parecen tener el don de tener personas pésimas alrededor de ellos. Quiero decir que van de un equipo malo a otro equipo peor que el anterior. Primero, quiero explicar que no hay pésimas personas o pésimos equipos, en realidad sólo hay pésimos líderes. No necesariamente son líderes pésimos, sino que toman malas decisiones a la hora de construir su equipo. En esta lección quiero darte algunas claves que evitarán que tomes pésimas decisiones al momento de construir tu equipo.

1. Nunca, nunca, nunca contrates por compasión (sí, he dicho nunca tres veces). Una de las prácticas más comunes que he visto en las organizaciones cristianas es que ellos contratan por las razones equivocadas (esto se puede aplicar también a los puestos de voluntarios). Contratar por compasión es contratar personas por razones como: porque no tienen trabajo, porque necesitan ayuda, porque no tienen dinero, porque los conoces o porque les debes un favor. Los que contratan por compasión nunca incrementan la efectividad en la organización, sino que generalmente disminuyen la productividad. La principal razón por la que debes contratar a una persona, es por que esta es la persona más calificada y disponible que hará de tu organización algo mejor.

2. Usa el principio de la puerta giratoria. Muchos lugares tienen una puerta giratoria. Es una puerta que gira en círculos y las personas entran y salen. Las personas van a entrar y salir de tu organización todo el tiempo. La idea del principio de la puerta giratoria es que cuando una persona se va, debes remplazarla siempre con alguien mejor. Por ejemplo, si una persona tenía una habilidad de liderazgo de 6 puntos, debes remplazarla con alguien que tenga 7 puntos o más. Así vas a incrementar tu productividad. Si la remplazas con alguien de 5 puntos, estás reduciendo la productividad. ¿Qué pasa si no puedes encontrar una persona con un nivel mayor de liderazgo? Entonces no contrates a nadie para ese puesto hasta que encuentres al ideal. Haz ajustes para compartir responsabilidades hasta que la persona adecuada aparezca.

3. Apunta alto. Trata de contratar a la mejor persona que puedas conseguir. Las grandes personas, con grandes habilidades, hacen grandes organizaciones. Cree en que Dios te mandará la mejor persona que puedas conseguir y cuando ésta llegue, sujétala fuerte.

4. Pon a las personas en lugares estratégicos para que logren los mejores resultados. La meta no es que hagan un buen trabajo. La meta es que hagan un gran trabajo. Si ellos no pueden lograr la grandeza, encuentra un lugar donde puedan lograrlo y colócalos allí.

Mi meta como líder de una organización cristiana es que nunca tenga que dar excusas por el bajo rendimiento de un miembro de mi equipo. Si ellos ostentan una posición, es porque son lo mejor que pude encontrar. Es un proceso en movimiento. Amamos a todas las personas que trabajan con nosotros, pero nuestro deseo no es ser una buena organización, sino ser la mejor organización que podamos ser. Espero que esa sea tu meta también.

Por DaRonn Washington

Liderazgo Cristiano


Devocionales Cristianos www.devocionalescristianos.org

1 comentario en “Liderazgo Cristiano – Porqué las personas tienen pésimos equipos?”

  1. los felicito por la publicacion me abrio otro panorama . trabajo con adolescentes y cada vez tengo mas reponsabilidades y mi equipo no funciona bien gracias por el articulo.Dios siga dando mas sabiduria

Deja un comentario

11 Compartir
Comparte11
Tweet
WhatsApp
Comparte