A todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne,ni de voluntad de varón, sino de Dios.
Juan 1:12-13.

 

¿Es usted cristiano, un hijo de Diosí

 

Uno no llega a ser cristiano como se entra en un club, pagando su cuota y adhiriéndose a las reglas establecidas. Ser cristiano no es ser un humanista, es decir, creer en el hombre y no en Dios. Se puede lograr las virtudes cristianas del amor y de la solidaridad, consagrarse a causas humanitarias, aun considerar a Jesús como un admirable modelo de bondad, altruismo y abnegación… pero pasar al lado de lo esencial.

¿Qué es, pues, lo esencial? Lo esencial es creer lo que Dios dice. ¿Y qué es lo que dice?

Dios creó al hombre inocente, y ambos tenían comunión. Por su desobediencia, el hombre rompió esa relación, llegó a ser pecador y adquirió una conciencia que le permite discernir entre el bien y el mal. Esta conciencia le recuerda que estando separado de Dios no puede ser feliz. Pero la conciencia puede estar dormida y hasta endurecida. He aquí un test para conocer su estado: ¿Qué me dice ella a propósito del pecado? ¿Me reconozco realmente pecador y culpable ante Diosí

Jesús dijo: “No he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento” (Mateo 9:13). Cristo amó a los pecadores hasta el punto de cargar con sus pecados. “Fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación. Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” (Romanos 4:25; 5:1).

  • ES UNA BENDICION TENER A PERSONAS QUE NOS ENSEÑEN POR MEDIO DE HISTORIAS Y LA BILIA DE COMO SER MEJOR CADA DIA QUE EL SEÑOR LOS BENDIGA DE FORMA INIMAGINABLE!

  • Graias por vendecir mi vida …..Dios les Bendiga grandemente¡