Devocionales-Un-Canto-Maravilloso
Bendeciré al Señor en todo tiempo,su alabanza estará de continuo en mi boca.
En él se gloriará mi alma; lo oirán los mansos, y se alegrarán.Engrandeced al Señor conmigo, y exaltemos a una su nombre. Salmo 34:1-3.

Devocionales Cristianos – Un Cántico Magnífico

Fue el que expresó María, la madre de Jesús, cuando se encontró con Elizabet, su parienta: “Engrandece mi alma al Señor; y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. Porque ha mirado la bajeza de su sierva; pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones” (Lucas 1:46-56).

¿Cómo puede una criatura humana exaltar la grandeza de Diosí ¿Puede hacerle más grande todavía? No, nada podemos agregar a esa grandeza, pero debemos reconocerla y proclamarla alrededor de nosotros. Su majestad podría aplastarnos, pero por el contrario, Dios se complace en levantarnos.

María reconoció que necesitaba a un Salvador y se regocijó en él (v. 47).

Sin falsa modestia, era consciente del privilegio que le fue otorgado: por la gracia de Dios llevaba en su seno al Salvador del mundo y el suyo también.

Todas las generaciones le dirían bienaventurada, pero ella no se atribuyó ningún mérito y tampoco se sintió orgullosa por ello, sino que se inclinó y deseó que toda la gloria fuese rendida sólo a Dios.

Cantarte, Dios de amor, de luz,verdad y gloria,
Gozarnos siempre en ti,bendecirte, ¡oh Señor!

1 COMENTARIO

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí