DEVOCIONAL DIARIO – EL AVIVAMIENTO

“Cuando todo el pueblo vio esto, se postró y exclamó: ¡El Señor es Dios, el Dios verdadero!” 1 reyes 18:39

Recibí una invitación a participar de una encuesta que preguntaba: ¿que necesita Dios para producir un avivamiento? Entre las opciones que se presentaban, estaban estas cuatro: un pastor, un grupo de gente dispuesta, una iglesia en particular, un hombre que crea y este dispuesto a todo.

Y me hizo pensar en mi vida. Así que recurrí al manual divino para analizar cual fue la metodología que Dios utilizó para generar un avivamiento en la Biblia. Y encontré estos principios.

Un avivamiento es necesario cuando la comunidad se aleja de los parámetros de Dios. Cada avivamiento fue precedido por un período de oscuridad y alejamiento de Dios. Pecados reiterados e indiscriminados, falta de conciencia, autojustificación, ofensas cotidianas a la santidad divina. Algo que es bastante común hoy en día. Solo basta mirar un poco a nuestro alrededor para encontrar estos signos.

La consecuencia fue un movimiento popular que regresa a las personas a una personal relación con Dios. Es impactante ver como el avivamiento va tomando fuerza y se expande con poder. El resultado es una fiesta espiritual, poder de Dios, frutos a granel, crecimiento y gloria.

Pero el inicio del movimiento es complejo y simple a la vez. Ningún avivamiento comenzó por generación espontánea o por la imposición de alguna campaña publicitaria. Siempre comenzó con un hombre que crea y esté dispuesto a todo. Con alguien que tuvo la sensibilidad de ver el error, la apatía y la comodidad en la que estaba y se comprometió él a comenzar a cambiar.

Esdras, Nehemías, Elías, Pablo y tantos otros primero reconocieron su pecado (aunque en muchos casos eran pecados de otros), clamaron a Dios por limpieza y se comprometieron a seguirle. Cuando comenzaron, estaban solos. No tenían garantías de generar un movimiento que funcionara. No tenían ningún apoyo. No tenían influencias. Pero tenían una sola cosa: La convicción que Dios puede generar un milagro si solo existe una persona dispuesta a comenzarlo. Y ellos lo hicieron.

Hoy vivimos días de apatía, de indiferencia y de comodidad. Dios no ha perdido su poder. Lo mantiene intacto. Solo está esperando que se levante un hombre o una mujer que crea y esté dispuesta a todo.

REFLEXIÓN — ¿Vas a ser vosí

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

  • gracias por esta enseñanza yo estoy dispuesta a formar parte del ejercito de este DIOS VIVO,para rescatar almas para su REINO.BENDICIONES.

  • Tremendas, Magníficas, Gloriosas las palabras de Dany por medio de esta reflexión. Gracias Calithos por compartir este devocional cristiano con nosotros. Pueden estar seguros que estas palabras a calado muy hondo en mi corazón y que las aprecio con amor pues, estas palabras son muy parecidas a los consejos que mi Pastora con frecuencia exhorta en nuestra Congregación.

    Dios no cambia, Él es el mismo ayer, hoy y por los siglos de los siglos. Aveces escucho comentarios donde algunas personas expresan de que el Evangelio de Cristo ha cambiado, que los cristianos de hoy día tienen flojera y cosas así. Pero NO ES CIERTO! Dios es Grande, Poderoso y Maravilloso….y sí, lamentablemente muchas personas han cambiado sus perspectivas acerca de la vida y han cambiado sus prioridades…ya Dios no es el Centro en su hogar ni en sus vidas. Pero tengo que decir que aún en estos tiempos siguen habiendo hombres y mujeres verdaderamente cristianos y llenos del poder de Dios, llenos de convicción y dispuestos a todo por Dios. Yo los he visto, escuchado, he aprendido de ellos y me han ayudado a crecer espiritualmente.

    Todos podemos generar ese milagro en el trabajo, quizás en la escuela o en la comunidad…sólo basta creer en el Todopoderoso y estar dispuestos a dar ese paso y veremos que la Gloria de Dios se manifestará como siempre, de forma Preciosa y Poderosa.

    ABRAZOS Y BENDICIONES A TODOS!:)

  • me encanta esta enseñanza grasias y por ahora voy a estar dispuesta a todo por DIOS amen y bendiciones