Un Devocional Diario para Un Mundo Estresado

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados,y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros,y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón;y hallaréis descanso para vuestras almas;porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga. Mateo 11:28-30.

Un historiador escribió: «Con la necesidad moderna de ganar tiempo, de ocupar todos los instantes, de acelerar su ritmo, por falta de poder extender su duración, perduran la obsesión por la muerte y el incurable deseo de inmortalidad».

Muchos de nuestros contemporáneos creen que apresurar el ritmo es una ganancia de tiempo; por lo tanto viven siempre atareados, tensos, agitados, agobiados… Se forjan nuevas obligaciones que van cada vez más rápido y más lejos. Vivir en un mundo ruidoso y bajo presión influye en el ser humano. Muchos están “trabajados y cargados”. Pero esta agitación, ¿encubriría el temor a la muerte o a tener que reflexionar en el sentido de la vida?

El creyente, enseñado por la Escritura, posee certezas. Al conocer a Jesucristo, el ser humano puede vivir libre. Aún hoy, Jesús dice: “Venid a mí… os haré descansar”. Aun en situaciones difíciles, Jesús trae la paz a la conciencia y al corazón, la serenidad y el reposo al espíritu, y una nueva orientación; Él da a nuestra vida su verdadera dimensión.

Jesucristo “se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo” (Gálatas 1:4). El cristiano está en el mundo pero no forma parte de él. Aprecia la proximidad del Señor Jesús y su gozo es hacer la voluntad de Dios.

  • Una buena terapia espiritual y es un consejo formidable que Jesús Nuestro Señor nos habla por medio de su Palabra. Bendiciones.

  • Bueno…yo sí estoy algo cansada hoy por tantas tareas que hice en mi hogar. Pero aún así no me quejo, al contrario, le doy gracias a Dios por la fortaleza que me da y aunque mi cuerpo está algo adolorido, mi espíritu está presto para adorar y glorificar el nombre de mi Señor. Y como dice en Eclesiastés Capitulo 3 que TODO tiene su tiempo, ya mi tiempo de hacer cosas en la casa terminó y ahora es tiempo de instruirme y disfrutar de nuestros Devocionales Cristianos. AMÉN!!!