¿Hacia una nueva Sociedad?

El Espíritu y la Esposa (la Iglesia de Cristo) dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente. Apocalipsis 22:17.

El progreso técnico ha aportado excelentes avances en el ámbito de las comunicaciones, medios de transporte, ratos libres… pero también en la manipulación de las masas, aunque sólo sea por la publicidad. ¿Somos más felices o más tranquilos con esto? Sentimos más o menos confusamente que la sociedad cambia con rapidez, y para escapar de la angustia y la depresión, muchos hallan un refugio en la hiperactividad o, peor aún, en los tranquilizantes, el alcohol… Pero hay un recurso infalible para hallar la paz interior que está a disposición de cada uno: confiar su vida a Jesucristo, quien nos conduce hacia Dios.

Con razón podemos preguntarnos hacia qué nueva sociedad se encamina nuestro mundo. Las respuestas son múltiples, pero recordemos que la Escritura anuncia tiempos sombríos en los cuales el mal se extenderá cada vez más.

Entonces, ¿debemos temer al futuro? No, el que confía en Dios no debe temer. El cristiano sabe que el mal no siempre triunfará. Jesús volverá para buscar a los suyos, a aquellos que creen en él; y luego, tal como lo prometió, establecerá su reino de justicia y paz. Sin embargo, la Palabra de Dios también anuncia que el retorno de Jesús para establecer su reino estará precedido por catástrofes y guerras sin precedentes. Hoy todavía es el tiempo de la paciencia y de la gracia de Dios. Él llama a todos los hombres para que se arrepientan. ¿Respondió usted a su llamado?

El Espíritu y la Esposa (la Iglesia de Cristo) dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente. Apocalipsis 22:17.

LEE MILES DE DEVOCIONALES AQUÍ

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí