Memorándum del Cielo para ti

“…VENCE CON EL BIEN EL MAL” (Romanos 12:21)

Es fácil olvidarse por qué te salvó el Señor, a qué te ha llamado y cómo debes vivir en esta vida. He aquí un memorándum enviado desde el Cielo: “No finjan amar a los demás; ámenlos de verdad. Aborrezcan lo malo. Aférrense a lo bueno. Ámense unos a otros con un afecto genuino y deléitense al honrarse mutuamente. No sean nunca perezosos, más bien trabajen con esmero y sirvan al Señor con entusiasmo. Alégrense por la esperanza segura que tenemos. Tengan paciencia en las dificultades y sigan orando. Estén listos para ayudar a los hijos de Dios cuando pasen necesidad… Bendigan a quienes los persiguen. No los maldigan, sino pídanle a Dios en oración que los bendiga. Alégrense con los que están alegres y lloren con los que lloran. Vivan en armonía unos con otros. No sean tan orgullosos como para no disfrutar de la compañía de la gente común. ¡Y no piensen que lo saben todo! Nunca devuelvan a nadie mal por mal. Compórtense de tal manera que todo el mundo vea que ustedes son personas honradas. Hagan todo lo posible por vivir en paz con todos… nunca tomen venganza. Dejen que se encargue la justa ira de Dios… En cambio, “Si tus enemigos tienen hambre, dales de comer. Si tienen sed, dales de beber. Al hacer eso, amontonarás carbones encendidos de vergüenza sobre su cabeza.” No dejen que el mal los venza, más bien venzan el mal haciendo el bien” (Romanos 12:9-21 NTV)