planes-estorbados-atletismo1Cuando tus planes son entorpecidos por Sátanas

“…QUISIMOS IR… PERO SATANÁS NOS ESTORBÓ…” (1 Tesalonisenses 2:18)

¿Andas detrás de algo que crees ser la voluntad de Dios, y no obstante parece ser que obstáculo tras obstáculo te impiden lograrlo? ¡No estás solo! El apóstol Pablo lo experimentó también. La palabra ‘impedir’ viene del griego ‘egkopto’. Solía describir un camino tan deteriorado que era intransitable. ¿Has conducido alguna vez por un camino así, sólo para al final tener que dar la vuelta, volver y buscar una ruta alternativa?

Pero la palabra ‘egkopto’ fue también usada en el atletismo; describe el momento cuando un corredor llega al lado de otro y literalmente le empuja con el codo fuera de la carrera. Pablo entendió claramente las tácticas de Satanás; no solamente pondrá obstáculos en tu camino, también intentará “codearte” fuera de la “carrera”. Así que, ‘impedir’ significa: [highlight]’un obstáculo tan severo que te impide ir donde quieres’, o ‘un agresor que -en tu carrera espiritual- te empuja fuera del rumbo correcto’.[/highlight]

Si esto narra lo que está pasando en tu vida hoy, no te desesperes; ¡la historia no ha terminado! Después de un tiempo, el camino se le abrió a Pablo para poder llegar a los tesalonicenses, y ¡también se te abrirá a ti! El diablo nunca tiene la última palabra, y tampoco en tu situación. Independientemente de lo que ha intentado hacer, recuerda: todo lo que Dios te ha prometido se cumplirá, si sólo sigues confiando en Él de todo corazón.