Cristiano ¿Estás Dando Fruto?

“EL FRUTO DEL ESPÍRITU” (Gálatas 5: 22-23)

Fíjate en tres cosas concernientes al fruto:

Primero, el fruto es visible.

¿Recuerdas el método de aprendizaje de “mostrar y decir” que algunas escuelas aplicaban? Escribe Santiago: “Muéstrame tu fe sin las obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras” (Santiago 2:18). No es suficiente “cacarear” si luego “no pones huevos”. Debes hablar y actuar ante los demás a diario.

Segundo, el fruto refleja la identidad del árbol en el que crece.

Si es un manzano, producirá manzanas. Cuanto más sometas tu vida a Cristo, más te parecerás a Él.

[lightbox full=”https://www.devocionalescristianos.org/wp-content/uploads/2016/06/los-frutos-del-espiritu-biblia-4.jpg” title=”Los Frutos Del Espíritu”]Los Frutos Del Espíritu[/lightbox]Los Frutos Del Espíritu (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

Tercero, el fruto es siempre para beneficio de otros.

Nunca verás al fruto comiéndose a sí mismo, ni diciendo: “No quiero que me recojan”. El buen fruto hace que alguien lo desee y lo recoja.

El Espíritu Santo desea producir fruto en ti para que otros se alimenten de ti y sean nutridos. Por el contrario, todas las obras de la carne son egoístas. La carne dice: “Me vuelves loco, no estoy contento. Tienes lo que yo quiero. Me irritas”. Sin embargoel fruto del Espíritu tiene como centro a Cristo y a los demás. Fíjate bien que la palabra“fruto” es singular, a pesar de que Pablo da una lista de nueve clases de fruto espiritual: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; todos ellos proceden del mismo árbol. Este árbol puede producir todo lo que necesitas para cada área de tu vida. No necesitas ir al Espíritu Santo para obtener paz y a otro lugar para conseguir amor. O ir al Espíritu a por paciencia y a otra persona para templanza. Todos están en el árbol del Espíritu. Entonces, ¿estás dando fruto?.