Como-perdonar-olvidar-biblia-versiculos-biblicos
El Perdonar y olvidar Según La Biblia

El Perdonar y olvidar Según La Biblia

»Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros» (Colosenses 3:13).

Para levantar y construir una relación duradera es necesario que te enfoques en los puntos fuertes de la persona en vez de centrarte en sus debilidades. Por increíble que parezca te concentraras más en fallas que en sus aciertos

Hay una frase de Benjamin Franklin dijo sobre el matrimonio:

«Mantén los ojos bien abiertos antes y medio cerrados después». Es una falla de las más grandes entrar en una relación para la vida toda sin conocer a la otra persona. Si no sigues los consejos cuando comienzas la relación, de hecho que tendrás problema en la última fase de la relación. Más aún, el principio mayor en una relación, es aprender a perdonar y olvidar

Alguien dijo la siguiente frase que creo es muy verdadera: «Hay tanto bien en lo peor de nosotros, y tanta maldad en lo mejor, que solo nos corresponde hablar del resto».

Olvidar puede ser más difícil cuando la ofensa es grande. Las pequeñas ofensas suelen perdonarse más rápido; las grandes implican un proceso de sanidad. Pero hasta que no te decidas a perdonar y olvidar, el proceso no podrá ni siquiera comenzar.

El apóstol Pablo escribe: «12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.14 Y sobre todas estas cosas, vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.» (vv. 12-14).

Un autor lo expresa así: «Si no te gusta algo, cámbialo. Si no puedes cambiarlo, cambia tu actitud. No te quejes».

En otras palabras, cuando se trata de enfrentar hechos que no puedes cambiar, ora por la gracia y aprende a vivir con ellos.

¿Por qué tenemos que perdonar y olvidar?

Porque Dios lo dice. No estás diseñado para cargar con el estrés físico y mental que supone albergar resentimientos. Además, «es posible que necesites el perdón antes de que acabe el día» (Gálatas 6:1).

Si deseas leer algunos textos bíblicos interesantes: Jueces 13-15, Juan 7:1-27

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí