LA RESURRECCI?N DEL SE?OR, EL CAMINO A LA VIDA

 
 
 
 

LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR, EL CAMINO A LA VIDA
Por Melesio Lechuga
 
Eclesiatés 8:8
No hay hombre que tenga potestad sobre el espíritu para retener el espíritu, ni potestad sobre el día de la muerte; y no valen armas en tal guerra...
 
La muerte ha sido siempre una gran preocupación para el hombre y es uno de sus principales enemigos.
 
Algunos comentarios acerca de la muerte:
 
Se encuentra en el sentido opuesto de la vida.
Prov. 15:24 El camino de la vida es hacia arriba al entendido, para apartarse del seol abajo.
 
Es el enemigo a vencer.  La muerte llega en forma inesperada.  No respeta razas, credos, clases sociales, tampoco edades.
 
Actúa en el hombre por lo menos en 3 aspectos:
 
1. Físicamente: Todos, sin excepción, habremos de cumplir la Ley divina: "Con el sudor de tu frente comerás hasta que vuelvas a la tierra porque de ella fuiste tomado, pues polvo eres y al polvo volverás". (Gén 3:19)
 
2. Espiritualmente.  Cuando llega al hombre a través del pecado.
"Y Él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados" (Ef 2:1)
 
3. Eternamente. ésta es la segunda muerte, es decir, la condenación eterna para el pecador.  "Pero los cobardes e incrédulos, los abominables, los homicidas, los fornicarios, los hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos, tendrán su parte en el algo que arde con fuego y azufre, esta es la segunda muerte" (Ap 21:8)
 
Los evangelios nos hablan de un Hombre que realmente murió, pero que venció a la muerte al levantarse nuevamente: JESUCRISTO, EL SEÑOR.
 
Oseas 6:2 "Nos dará vida después de dos días; en el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de Él"
 
Todas las profecías registradas en la Biblia acerca de Jesucristo, se cumplieron cabalmente y al pie de la letra.  Tanto del profeta Oseas, como Isaías y el mismo rey David, hechas mucho tiempo atrás de la pasión, la muerte y la resurrección de Jesucristo de entre los muertos.
 
Por su parte, el mismo Señor Jesús anunció a Sus discípulos acerca de Su muerte y Su resurrección.
 
En primer lugar, analizaremos la profecía de Oseas:
 
1. "Nos dará vida después de dos días..."  Este fue precisamente el tiempo en que Cristo permaneció en la tumba, aparentemente en poder de la muerte.
 
2. "...en el tercer día nos resucitará..."  Efectivamente, Dios el Padre levantó a Su Hijo Jesucristo de entre los muertos al tercer día.  Hechos 2:24 Al cual Dios le levantó sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella.
 
3. "viviremos delante de Él..." Este es el resultado de Su muerte y Resurrección: la vida eterna para todo aquel que en Él crea.
Hebreos 2:14 "...Para destruir por medio de la muerte al que tenía al imperio de la muerte, esto es, al diablo"
Cristo vino a quitarle el imperio de la muerte, para que nosotros podamos vivir
 
Ahora, veamos lo que Jesús dijo al respecto:
Lucas 24:46 Y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario, que el Cristo padeciese y resucitase de los muertos al tercer día.
 
1. Así está escrito.... Muchos han querido evidenciar la muerte y resurrección de Cristo, intentando por todos los medios anular estos acontecimientos. Sin embargo, esto ya había sido anunciado y quedó escrito hace ya mucho tiempo.  Isaías 53:10 Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándolo a padecimiento.  Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada"
 
El cristiano que no conoce las Escrituras, no conoce a Cristo: porque ellas son las que dan testimonio de ÉL (Juan 5:39)
 
2.?...y así fue necesario...? Jesucristo tuvo que morir y resucitar:
 
    a. Para que las Escrituras se cumpliesen.  Salmo 61:10 Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción.
 
    b. Para que nosotros fuésemos justificados.  Romanos 4:25 El cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación.
 
    c. Para darnos una esperanza de vida, cuando no la teníamos. 1 Pedro 1:3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia, nos hizo renacer para una esperanza viva por la resurrección de Jesucristo de los muertos.
 
    d. Para ser Señor de todos. Romanos 14:9 Porque Cristo para esto murió y resucitó, para ser Señor, así de los muertos, como de los que viven.
 
Apocalipsis 1:18 Yo soy el primero y el último, y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos. Amén.
 
Señor de los muertos: Que tiene el poder y la autoridad para resucitar a los muertos (físicos y espirituales)
Juan 5:25  Los muertos oirán la voz del Hijo de Dios y los que la oyeren, vivirán
 
Señor de los que viven: Ahora, Él es quien gobierna  a los que han sido regenerados y viven gracias a los que han creído en Su sacrificio en la Cruz.
Hechos 2:36 Sepa pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús,  a quien vosotros crucificasteis,  Dios le ha hecho Señor y Cristo.
 
Él es nuestro Señor: Él gobierna, tiene el imperio en Su poder, tiene la potestad.
 
LOS BENEFICIOS DE SU RESURRECCIÓN.
Este hecho glorioso benefició a toda la humanidad, la cual estaba condenada a morir, a consecuencia del pecado.
Romanos 3:23 Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios
 
1.      Una vida completa y nueva.  Tanto en lo espiritual como en lo físico.
Efesios 2:4-5  Pero Dios, que es grande en misericordia, por su grande amor con que nos amó, estando aun nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo.
 
  2. Una gloriosa libertad: Del poder de la muerte y del pecado.
Isaías 53:6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.
 
  3.   Una herencia incomparable. Jesús, antes de ascender a los cielos, prometió a Sus discípulos que no se quedarían solos, que les dejaría a Su Espíritu Santo para que estuviera con ellos siempre.
Juan 20:21  Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros, como me envió el Padre, así os envío; y habiendo dicho esto, sopló y les dijo: recibid el Espíritu Santo.
 
  4.   Una intercesión efectiva y permanente.  Hebreos 7:25-27 Por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por Él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos.
 
Conclusión:
La resurrección de Cristo es la base de la fe y de la esperanza de todos los cristianos. Por lo tanto, valoremos cada día lo que Cristo hizo por todos nosotros al entregar Su Vida en la Cruz y levantarse de entre los muertos, para que vivamos eternamente y para siempre.
 
Demos gracias al Padre por la resurrección de Cristo.
 
 
FONDO X JOY GARCIA
 
 

 
 
 
 

¿Desea colaborar con este ministerio? Envie su donación con el siguiente enlace:
La Voz
Apoya La Obra de Dios
DONAR A [DEVOCIONALES CRISTIANOS] por paypal

Invite a un amigo a que reciba los mensajes de esta lista, solo pídale que envie un mensaje en blanco a la siguiente dirección:
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com

Este es un servicio mas de MINISTERIO DEVOCIONALES CRISTIANOS
http://www.devocionalescristianos.org

Para cancelar tu subscripción
devocionalescristianos+unsubscribe@googlegroups.com


Enlaces de Devocionales Grupos


Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte