Reflexiones Cristianas – ¿Dónde Está?

Reflexión Cristiana – ¿Dónde Está?

“Y ninguno dice: ¿Dónde está Dios mi Hacedor, Que da cánticos en la noche, Que nos enseña más que a las bestias de la tierra, Y nos hace sabios más que a las aves del cielo?” (Job 35:10, 11)

Cierta mujer tenía dos pequeños niños que hacían tantas travesuras que la estaban llevando a la desesperación. Un día ella resolvió llevarlos para una charla con el pastor. Quien sabe tendría éxito ya que ella intentaba de todo y fallaba siempre. El pastor decidió conversar primero con el niño mayor, dejando al otro esperando del lado de fuera de su sala. El niño mayor estaba asustado. El pastor parecía muy serio dentro de aquel traje negro. El ministro, un hombre bondadoso, miró ternamente para el niño y preguntó: “¿Joven, dónde está Diosí” El niño no tenía la menor idea de que contestar y se quedó en silencio. El ministro repitió la pregunta: “¿Joven, dónde está Diosí” El niño permaneció callado. El pastor preguntó, nuevamente, en voz más alta: “Joven, estoy preguntando, ‘¿Dónde está Diosí'” El niño se levantó de un salto y corrió para fuera de la sala. Agarró su hermano menor y salió en disparado de la iglesia. Mientras corrían él dijo a su  hermano: “Leo, ¡ellos perdieron a Dios y están intentando echar  la culpa en nosotros!”

Vivimos en un mundo que perdió a Dios y ni sabemos en quien poner la culpa. No está habiendo más respeto, ni comprensión, ni paciencia, ni amor, ni fe, ni esperanza. Casi siempre oímos la misma cosa: “No importa querer cambiar la situación; ¡todo está perdido!”

Los hombres siguen sus propios caminos equivocados. La violencia está diseminada por todas partes. Los vicios alcanzan a los jóvenes de todas las clases y edades. La corrupción dejó de ser excepción y parece ser regla general. Intentamos encontrar una luz pero parece que las tiniebla lo envolvieron todo.

¿Estará, en verdad, todo perdido? ¡Claro qué no! Dios no está perdido. Está a nuestra espera, presto a auxiliarnos, a abrazarnos, a modificar nuestros caminos, a perdonarnos, a bendecirnos. Así como una sala oscura se llena de luz al presionemos el interruptor, también nuestra vida se alumbra cuando abrimos el corazón para nuestro Señor. ¡Nada está perdido! No hay tiniebla que pueda aguantar la presencia de Jesucristo, nuestro Salvador y Señor.

¿Dónde está Dios en su vida?

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

2 comentarios

  1. Ylseprincesa@hotmail.com

    le, dije a Dios que si habia esperanza para mi, me lo hiciese saber, y aqui encontre la respuesta, sean benditos de Jehova que sus palabras dan rayos de esperanza a mi vida perdida en el pecado (aun siendo crsitiana) mi pecado esta delante de mi como dice el salmista, y me siento avergonzada y atemorisada, solo estas palabras han cobrado vida en mi, esta a la espera de mi para abrazarme y perdonarme, y ya me arrepenti de mi pecado, y creo que la luz de su palabra llego a traves de este devocional, porque leyendo la biblia le dije: hablame!!! y vine y fue el primer mensaje que abri, DIOS LOS SIGA BENDICIONDO, que a mi ya me dendigo, con al sentir su perdon y su gracia atraves de esta palabra  

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte