El Profeta Balán y la maldición a Israel

La burra y el profeta BalanEl Profeta Balán y la maldición a Israel

“Dios no es un simple mortal para mentir y cambiar de parecer. ¿Acaso no cumple lo que promete ni lleva a cabo lo que dice?” Números 23:19 (NVI)

Balac, rey de Moab estaba viendo como el enorme pueblo de Israel avanzaba sin que nada ni nadie pudiera detenerlo. Ya habían destrozado a los amorreos y ahora llegaban a sus dominios. Frente a su incapacidad militar para detenerlos, mandó llamar a un profeta para que maldiga al pueblo de Dios, pensando que de esa manera podría derrotarlos.

Pero el profeta Balán, no puede maldecir a Israel. Dios no se lo permite y por tres veces consecutivas, en lugar de maldecirlos, los bendice. Balac no podía creer lo que escuchaba y se enoja con el profeta. Cuando es recriminado por sus palabras, Balán le recuerda al rey de Moab que él había prometido decir lo que Dios le dijera que diga.

Y Dios no iba a maldecir a su pueblo, sino que lo iba a bendecir. Entonces, Balán jamás podría emitir una maldición. El rey Balac se equivocó pensando que podía manejar a Dios para hacer las cosas a su manera. Pensó que podía forzar a Dios para que el profeta maldijera al pueblo de Israel, pero se equivocó. Hoy miramos la historia y pensamos ¡que tonto que fue Balán!, sin darnos cuenta que muchas veces, actuamos igual que él.

Tal vez la situación sea distinta, o los deseos sean distintos. Pero al igual que aquel terco rey moabita, nosotros hoy también deseamos manipular la Voluntad de Dios a nuestros deseos y nos olvidamos este principio eterno que Balán le dice al viejo rey.

No se puede manipular a Dios. No se puede modificar su carácter. Dios no miente. Dios no es como nosotros los mortales para modificar su forma de pensar. Dios no cambia, es permanente y eterno. Y va más allá. Lo que prometió lo va a cumplir siempre. No importa cuanto tiempo pase, ni cuan vieja sea la promesa. Dios no se olvida, Dios no se le pasan las cosas. Él dijo y va a hacer.

No intentes manipular a Dios ni tratar de doblar su mano. Nadie pudo lograrlo antes, ¿por qué supones que vos vas a poder hacerlo hoy? En lugar de ello, disfruta y valora el principio eterno de la constancia de Dios, de su permanencia, de su estabilidad y de su promesa fiel para tu vida. Dios es distinto, ¡gracias a Dios!

REFLEXIÓN – Dios es distinto.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

3 comentarios

  1. Carmencastillo32

    Paz hermano, muchas gracias por la reflexion. Que Dios le siga bendiciendo en su ministerio y cada dia le otorgue mas sabiduria.

  2. Ana Maria Anco Guerrero

    grasias por las meditaciones que me envia esuna alegria a diario busco yse que Dios me habla por medio de ustedes bendiciones quisiera que me isieran el fabor de mandar estas meditaciones diarias a ELIANA. BOBADILLA@HOTMAIL.COMGRASIAS ANA MARIA ANCO Guerrero

  3. Muy buena reflexion, bendito sea DIOS que jamas olvida sus promesas solo tenemos que ser pacientes y esperar su tiempo.
    Gracias hermano DANY….BENDICIONES.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

69 Compartir
Comparte68
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Comparte