Si usted ha Caminado y Camina con Dios Tenga la certeza de que la ayuda llegará

Si usted ha caminado y camina con Dios tenga la certeza de que la ayuda llegará.

 

Esta abrumado y se siente solo, está atravesando esos momentos en el que el silencio de Dios es tan prolongado que ha llegado a pensar que se ha olvidado de usted.

Este desierto ha sido tan largo que la sed es desgarradora y desesperante, se encuentra exhausto de escavar y no encontrar agua y sus fuerzas pareciera que se agotan.

Han ocurrido tantas cosas alrededor de usted que está pensando que el problema está dentro y que quizá todo sería mejor si no estuviera usted, piensa que es probable incluso que todo sea provocado por usted, que la falta de prosperidad sea porque usted está marcado por algo que hizo o por alguna mala decisión que tomó.

Primero que nada debe saber que no es la única persona que experimenta estos sentimientos, es más me atrevería a decir que quienes tienen más cercanía a Dios llegan a pasar por esto, por causa de que temen tanto a él que no quisieran fallarle en lo más mínimo y menos aún para el avance de su obra.

Por otro lado debe saber que la ayuda llegará de donde menos lo espera, esto es no se desespere porque quien esperaba que estuviera a su lado no está, porque de donde usted pensaría que la ayuda no fallaría ahora falló.

Así como Dios podría levantar hijos a Abraham y hacer hablar a un asno, también puede traer ayuda de cualquier parte, la siguiente historia es el ejemplo quizá más claro de ello:

1 Reyes 17:1-16 “1 Entonces Elías tisbita, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab: Vive Jehová Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habrá lluvia ni rocío en estos años, sino por mi palabra.2  Y vino a él palabra de Jehová, diciendo: 3  Apártate de aquí, y vuélvete al oriente, y escóndete en el arroyo de Querit, que está frente al Jordán. 4 Beberás del arroyo; y yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer. 5 Y él fue e hizo conforme a la palabra de Jehová; pues se fue y vivió junto al arroyo de Querit, que está frente al Jordán. 6 Y los cuervos le traían pan y carne por la mañana, y pan y carne por la tarde; y bebía del arroyo. 7 Pasados algunos días, se secó el arroyo, porque no había llovido sobre la tierra.  8 Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo: 9 Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. 10 Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba. 11 Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas también un bocado de pan en tu mano. 12 Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos, y nos dejemos morir. 13 Elías le dijo: No tengas temor; vé, haz como has dicho; pero hazme a mí primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza, y tráemela; y después harás para ti y para tu hijo. 14 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra. 15 Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa, muchos días. 16 Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija menguó, conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elías.”

Así que amado hermano si usted ha caminado y camina con Dios tenga la certeza de que la ayuda llegará de donde menos lo espera, pero Dios no le abandonará.

Dios les bendiga.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Antonio Morales Anell

Líder de Varones, Responsable del Área Educativa y Relaciones Públicas en la Agrupación Religiosa Iglesias Cristianas de Restauración y Vida en México. En el último año he trabajado con mucha dedicación en la serie “Aprendiendo Buenas Características”, el cual a esta fecha consta de 170 devocionales relacionados precisamente con buenas características que como cristianos debemos aprender. Esposo de la Presbitera Isabel Cristina Hernández García.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

155 Compartir
Comparte142
WhatsApp
Tweet
+112
Pin1
Email